Furiosos los demócratas con las amenazas de Trump a Puerto Rico

Por José A. Delgado/[email protected] 10/12/2017 |12:11 p.m.
“El Congreso tiene que decidir cuánto gastar”, indicó en Twitter esta mañana el presidente Trump. (AP/ Evan Vucci)  
Reaccionan al tuit en el que advierte que la ayuda federal por María no estará para siempre.

Washington. – Los demócratas del Congreso describieron hoy como cruel y vergonzosa la advertencia del presidente Donald Trump de que la asistencia federal a Puerto Rico tras el huracán María puede ser limitada.


La portavoz de la minoría cameral, Nancy Pelosi (California), afirmó que el presidente Trump incumple con su deber cuando hace ese tipo de amenazas.

“Tenemos que estar con la gente de Puerto Rico”, dijo, por su parte, el speaker cameral Paul Ryan, al hablar de su viaje de mañana a la Isla.

Cuando fue preguntado directamente por el tuit de Trump en el que lanzó la amenaza de que la ayuda federal no va a estar por siempre, Ryan dijo que los cerca de 17,000 funcionarios federales que entiende han sido movilizados a Puerto Rico son necesarios en este momento en medio de una crisis humanitaria. Pero, agregó que “sí temenos que asegurarnos que Puerto Rico se levanta por sí mismo”.

“Esto representaría un impresionante abandono de nuestros compatriotas estadounidenses en su momento de mayor necesidad”, señaló, por su lado, el senador demócrata Tim Kaine (Virginia).

“Es vergonzoso que el presidente Trump amenace con abandonar a estos estadounidenses cuando más necesitan la ayuda del gobierno federal”, indicó el número dos de la minoría cameral, Steny Hoyer (Maryland).

“El Congreso tiene que decidir cuánto gastar”, indicó en Twitter esta mañana el presidente Trump, al señalar que “no podemos mantener a FEMA, los militares y los socorristas, que han sido maravillosos (durante las más difíciles circunstancias), por siempre en Puerto Rico”.


“¿Cuánto tiempo nos debemos quedar (en Puerto Rico), señor Presidente? Hasta que cada nombre puertorriqueño sea retirado del monumento de Vietnam o borrador de los records (de las guerras) de Corea, Afganistán o Irak. Nos quedamos hasta que sea necesario”, indicó el congresista demócrata boricua Luis Gutiérrez (Illinois), quien por segundo día consecutivo ofreció un mensaje en el hemiciclo cameral para denunciar la respuesta federal a la emergencia en Puerto Rico.

Por su parte, el presidente del sindicato 32BJ y portavoz de la coalición Vamos por Puerto Rico, Héctor Figueroa, afirmó que “las declaraciones del Presidente Trump donde indica que piensa abandonar los esfuerzos federales de ayuda a Puerto Rico son más que crueles”.

“El presidente de los Estados Unidos debe seguir recordándole a las personas de este país que tres semanas tras el azote del huracán María, más de 3 millones de ciudadanos Americanos siguen sin electricidad. El sistema de salud de la isla está en zozobra, con pacientes que están muriendo ahora mismo por complicaciones leves. La comida, el agua y el combustible todavía escasean, y en las zonas más remotas de la isla, la situación es aún peor”, indicó Figueroa, principal líder sindical boricua en Estados Unidos y quien ha abogado por que se condene la deuda pública y se ponga en marcha un Plan Marshall para Puerto Rico.

Hoy, la Cámara de Representantes de Estados Unidos tiene previsto aprobar una resolución que asigna $36,000 millones a FEMA principalmente para el pago de la deuda de su seguro contra inundaciones y llenar las arcas de su fondo para atender desastres, que beneficiará a damnificados en Texas, Florida, Islas Vírgenes y Puerto Rico.

La resolución incluye la posibilidad de que los gobiernos de Puerto Rico y la Islas Vírgenes obtengan préstamos de hasta $4,900 millones, en total, para reemplazar ingresos que han perdido debido al impacto del huracán María. 

En el caso de Puerto Rico, la medida incluye además $1,270 millones en asistencia alimentaria.

Trump citó a la la periodista Sharyl Attkisson, que habría indicado “Puerto Rico sobrevivió los huracanes, ahora surge una crisis financiera que es principalmente de su propia creación”.

El presidente de Estados Unidos dijo que el propio gobernador ha indicado que no había rendición de cuentas y que el sistema eléctrico “y toda la infraestructura era un desastre” antes del azote del huracán María.

Cuando fue a San Juan el pasado 3 de octubre, el presidente Trump ya se había quejado de que las operaciones de respuesta al huracán María disparen los gastos del presupuesto federal.

Regresa a la portada