Joe Biden se reúne con defensores de armas de fuego

01/10/2013 | 12:57 p.m.
Biden enfrenta el jueves la que podría el más complicado de una serie de encuentros sobre políticas de armas de fuego. (Archivo)  
Biden dijo que el presidente Barack Obama podría tomar medidas sobre el tema.

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, enfrenta el jueves la que podría el más complicado de una serie de encuentros sobre políticas de armas de fuego: con la Asociación Nacional de Portadores de Armas, el mayor grupo de cabildeo que de antemano opuso tajantemente a cualquier propuesta sobre nuevos controles a las armas.

El miércoles, Biden dijo que el presidente Barack Obama podría tomar medidas sobre el tema por medio de una acción ejecutiva, lo que no requiere la aprobación del Congreso. Las declaraciones han desconcertado a dueños de armas de fuego, que temen perder el derecho constitucional de portarlas.

Andrew Cuomo, gobernador demócrata de Nueva York y quien aboga por mayores restricciones, dejó en claro su postura el miércoles.

"Nadie caza con un fusil de asalto. Nadie necesita 10 balas para matar un venado. Hay que poner fin a la locura", dijo a gritos.

En su intenso discurso, Cuomo exigió prohibiciones más severas a armas de asalto y a cargadores de alta capacidad a fin de fortalecer las leyes estatales sobre control de armas de fuego, que son de las más restrictivas del país.

Obama espera anunciar las medidas que tomará su propio gobierno para enfrentar los incidentes violentos con armas de fuego una vez que rinda juramento para su segundo periodo como presidente el 21 de enero. El tema se ha convertido en su mayor reto rumbo a su segundo mandato tras el ataque del mes pasado en una escuela primaria en Connecticut, donde un joven armado mató a 20 niños de entre 6 y 7 años usando un fusil de alto poder comprado legalmente por su madre.

El encuentro con la Asociación Nacional de Portadores de Armas es uno de los tres que Biden tiene programados para el jueves. Además de la sesión con la ANR, Biden se reunirá con grupos relacionados con la caza deportiva y la vida silvestre, minoristas como Wal-Mart, así como con gente de la industria del entretenimiento.

Biden, que se reunió el miércoles con defensores del control de armas y víctimas de delitos, reconoció que cualquier planteamiento deberá ser flexible.