Maratón de Nueva York se correrá a pesar de críticas

11/02/2012 | 03:20 p.m.
Amanda Carlow, Nupa White Plume, Alex Wilson, Kelsey Good Lance y Jeff Turning Herart Jr. son un grupo de Dakota del Sur que entrena en Central Park para el maratón. (AP)  
El Maratón de Nueva York, una de las carreras más importantes del mundo, genera unos 340 millones de dólares para la economía de la ciudad.

Nueva York.- El alcalde Michael Bloomberg recibió críticas por no cancelar el Maratón de Nueva York del domingo, en una ciudad que apenas empieza a recuperarse de los destrozos de la tormenta Sandy.

Algunos neoyorquinos creen que no es buena idea dedicar policías, generadores de electricidad y otros recursos para realizar la carrera cuando muchas personas sufren los estragos de la tormenta.

Joan Wacks, cuyo apartamento frente al agua en Staten Island estaba inundado con 1,2 metros de agua, opinó que las autoridades seguirán recuperando cuerpos cuando unos 40.000 corredores de todo el mundo se lancen a las calles para recorrer los 42 kilómetros el domingo.

"Es incorrecto dedicar recursos al maratón. Lo siente, pero es incorrecto", señaló.

Bloomberg defendió su decisión diciendo que es una forma de generar dinero en la ciudad y elevar el ánimo de sus residentes, menos de una semana después que Sandy inundó barrios, dejó sin electricidad a cientos de miles de hogares y negocios, y mató al menos 39 personas, incluyendo 19 en Staten Island.

"Nueva York tiene que demostrar que está de pie y que nos vamos a recuperar... levantarle el ánimo a la gente en una semana sombría para muchos", expresó.

Destacó que su predecesor Rudy Giuliani tomó la decisión correcta al permitir que se corriera el maratón después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2011.

"Si se remontan al 9/11, Rudy tomó la decisión correcta en esos días al correr el maratón y unir a la gente", comentó Bloomberg. Dijo que los organizadores del maratón "van a correr esta carrera para ayudar a la ciudad de Nueva York, y los donativos de todos los corredores serán una gran ayuda a nuestras labores de recuperación".

El Maratón de Nueva York, una de las carreras más importantes del mundo, genera unos 340 millones de dólares para la economía de la ciudad.

La ruta atraviesa el Puente Verrazano-Narrows en Staten Island, una de las zonas más afectadas por la tormenta, hacia el Parque Central, recorriendo los cinco sectores de la ciudad. La ruta no se cambiará.

Esta semana, el alcalde aseguró que la carrera no restará recursos a los trabajos de recuperación, y destacó que se espera que todo Manhattan tenga electricidad el domingo, lo que liberaría "a una gran cantidad de policías".

Los patrocinadores y organizadores del maratón lo han calificado como la "Carrera hacia la Recuperación", y planifican usar el evento para recaudar dinero para ayudar a la ciudad. New York Road Runners, el grupo que organiza la carrera, donará un millón de dólares, y señaló que los patrocinadores prometieron donar otros 1,5 millones.

"Es difícil saber qué es lo mejor para hacer en estos momentos", dijo la presidenta de New York Road Runners, Mary Wittenberg. "La ciudad cree que esto es lo mejor en este momento".