Newtown lee durante horas nombres de víctimas de armas de fuego

Por Agencia EFE 06/14/2013 |02:08 p.m.
Doce horas está previsto que tome enumerar los nombres y las edades, no solo de las 26 personas fallecidas el 14 de diciembre de 2012, sino de todas las personas que, desde entonces, han perdido su vida por armas de fuego en Estados Unidos. (AFP / Spencer Platt)  
Esta ha sido la manera, sobria y contundente, elegida por los habitantes de Newtown de honrar a los fallecidos.

Nueva York.- Seis meses después de la matanza en la escuela de primaria Sandy Hook, en la que murieron veinte niños y seis adultos, la localidad de Newtown (Connecticut) se unió hoy para honrar a sus víctimas leyendo durante horas los nombres de las más de 4,000 víctimas de armas de fuego en EE.UU. desde entonces.

Doce horas está previsto que tome enumerar los nombres y las edades, no solo de las 26 personas fallecidas el 14 de diciembre de 2012, sino de todas las personas que, desde entonces, han perdido su vida por armas de fuego en Estados Unidos.

Además de doblar las campanas de la iglesia y mantener 26 segundos de silencio (uno por cada víctima), esta ha sido la manera, sobria y contundente, elegida por los habitantes de Newtown de honrar a los fallecidos, un día después de que un centenar de familiares de los fallecidos en la tragedia visitara el Congreso de EE.UU. en Washington para solicitar que se aprueben leyes que endurezcan el control de las armas de fuego.

Algunos de estos familiares han leído el nombre y edad de los fallecidos en el Edmond Town Hall, entre ellas dos hermanas de Victoria Soto, una de las profesoras asesinadas por Adam Lanza, el joven de 20 años que llevó a cabo la masacre.

"Este dolor es atroz e insoportable, pero gracias a gente como ustedes, que sale a la calle y nos apoya, estamos siendo capaz de superarlo", dijo Carlee Soto, junto a su hermana Jillian, citada por medios locales.

Sus compañeros de trabajo en la escuela han tomado el relevo en la lectura de las más de 4,000 víctimas mortales de las armas de fuego que han seguido abultando las estadísticas en los últimos seis meses en este país, como argumento para seguir luchando por una ley de control de armas más restrictiva, que incluyan la extensión de las revisiones de antecedentes penales y psiquiátricos.

Una primera propuesta de ley fue derrotada en el Senado en abril, cuando no alcanzó la mayoría necesaria de 60 votos, e incluía la instauración de la revisión de antecedentes obligatoria para todas las personas que quieran adquirir armas de fuego, con independencia de dónde las compren.

Los habitantes de Newtown volvieron a alarmarse este lunes, cuando tuvieron que evacuar y cerrar por motivos de seguridad varios colegios tras recibir una amenaza de bomba anónima por teléfono.

Hoy saldrá de esta localidad un autobús de concienciación contra el uso de armas de fuego, abanderados del llamado "Alcaldes contra las armas ilegales" -grupo fundado por Michael Bloomberg, alcalde de Nueva York- y recorrerá 25 estados durante los próximos diez días, contando con testimonios de supervivientes y familiares de las víctimas.

"Varios estados, incluyendo Nueva York, derrotamos las numerosas voces de los guardianes del statu quo y aplicamos el sentido común sobre la reforma de la seguridad de las armas de fuego, vetando las armas de asalto y manteniéndolas lejos de las manos de criminales y personas con enfermedades mentales", dijo el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en un comunicado emitido hoy.

"Hago un llamamiento a los miembros del Congreso de todos los partidos para que renueven su compromiso de aplicar el sentido común sobre el control de las armas, porque los padres de este país no deberían esperar otra tragedia para que Washington actúe", añadió.