Obama dice que hay tomar medidas significativa tras matanza en escuela de Newtown

12/14/2012 | 04:25 p.m.
“Como país hemos atravesado por esto muchas veces", expresó Obama, quien indicó que se tendrán que tomar medidas significativas. (AP/Carolyn Kaster)  
El presidente Barack Obama dice que el país tiene que unirse y tomar medidas significativas tras matanza en escuela primaria.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, visiblemente emocionado y entre lágrimas, dijo hoy que se van a tener que" tomar medidas significativas para prevenir futuras tragedias" como el tiroteo que tuvo lugar esta mañana en una escuela elemental en el que murieron 27 personas, 18 de ellas niños.

En una declaración en la Casa Blanca, Obama afirmó también que hoy su mujer y él harán lo mismo que los demás padres del país, "abrazar" a sus hijas.

"Hemos sufrido demasiadas de estas tragedias en los últimos años", afirmó Obama y añadió: "Vamos a tener que unirnos y tomar medidas significativas para prevenir futuras tragedias como ésta".

Superado por la emoción, Obama tuvo que hacer varias pausas en su breve discurso en la sala de prensa de la Casa Blanca, donde subrayó que "nada puede llenar el vacío que deja la pérdida de un hijo o de un ser amado".

"Nuestros corazones están rotos hoy por los padres, abuelos y familiares de estos niños", y también por las familias de los supervivientes, afirmó el presidente, para quien "no hay palabras" para calificar el dolor que todos los estadounidenses sienten por esta nueva tragedia.

Obama destacó que los niños fallecidos, "con edades de entre cinco y diez años", tenían "toda la vida por delante".

También dijo que reaccionó "como padre", no como presidente, tras conocer la masacre y subrayó: "Esta tarde, Michelle y yo haremos lo que sé que todos los padres de Estados Unidos van a hacer, que es dar un abrazo a nuestros hijos y decirles que los amamos".

El mandatario fue informado a media mañana del tiroteo en una escuela de Newtown (Connecticut), una ciudad de 27,000 habitantes a unos 100 kilómetros de Nueva York, y está recibiendo actualizaciones constantes sobre la situación.

Ante insistentes preguntas de los periodistas en una rueda de prensa en la Casa Blanca, el portavoz de Obama, Jay Carney, sostuvo que hoy no es el día para reabrir el debate sobre el derecho a la posesión de armas, recogido en la Constitución estadounidense.

Durante el primer mandato de Obama no se ha aprobado ninguna medida ni ley para limitar la posesión.

Tampoco se ha reinstalado la prohibición de tener armas de asalto, a pesar de que Obama prometió hacerlo en la campaña electoral de 2008.