Obama reafirma su "apoyo al pueblo venezolano" tras la muerte de Chávez

03/05/2013 |08:25 p.m.
Barack Obama, reafirmó hoy "el apoyo de Estados Unidos al pueblo venezolano y su interés en el desarrollo de una relación constructiva con Venezuela" tras la muerte del mandatario Hugo Chávez.
Previo al inicio de la V Cumbre de las Américas en Puerto España (2009) el homólogo estadounidense Barack Obama, intercambio un saludo con el mandatario fenecido Hugo Chávez. (EFE)  

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reafirmó hoy "el apoyo de Estados Unidos al pueblo venezolano y su interés en el desarrollo de una relación constructiva con Venezuela" tras la muerte del mandatario Hugo Chávez.

"En Venezuela se inicia un nuevo capítulo en su historia, Estados Unidos sigue comprometido con políticas que promuevan los principios democráticos, el Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos", apuntó el presidente en un escueto comunicado.

En declaraciones anteriores varios portavoces oficiales estadounidenses rechazaron las alegaciones sobre cualquier tipo de conspiración de EE.UU. encaminada a atentar contra la salud del presidente venezolano.

"La afirmación de que Estados Unidos ha estado involucrado de alguna manera en la causa de la enfermedad del presidente Chávez es absurda, y la rechazamos completamente", dijo en un comunicado el portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell.

"A pesar de las diferencias significativas entre nuestros gobiernos, seguimos creyendo que es importante buscar una relación funcional y productiva con Venezuela basada en cuestiones de interés mutuo", puntualizó el portavoz.

Antes del anuncio del fallecimiento de Chávez, el Gobierno venezolano comunicaba a través del vicepresidente, Nicolás Maduro, y del ministro de Exteriores, Elías Jaua, la expulsión de David Delmonaco y David Kostal, ambos de la Agregaduría Aérea de la legación estadounidense en Caracas.

Según las autoridades venezolanas, ambos estaban participando en "proyectos desestabilizadores".

El portavoz del Pentágono Todd Breasseale rechazó "absolutamente" esas alegaciones