Recortes presupuestarios afectan los aeropuertos

03/04/2013 |03:44 p.m.
Los viajeros pueden anticipar mayores demoras en el control de seguridad debido a la reducción de horas extras y congelación de contrataciones. (Archivo)  
Los dos aeropuertos experimentan rutinariamente demoras en las líneas del control de seguridad.

Los aeropuertos estadounidenses, incluso el internacional de Los Ángeles y el internacional O'Hare de Chicago, ya están experimentando demoras en las filas de control aduanero como resultado de los recortes automáticos federales, dijo el lunes la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

Los dos aeropuertos experimentan rutinariamente demoras en las líneas del control de seguridad. La Administración Federal de Aviación reportó el lunes que no había demoras significativas en los vuelos en esos dos aeropuertos.

Napolitano, que habló en un acto patrocinado por la revista Politico en el décimo aniversario de la creación de su secretaría, dijo que las demoras empeorarán. La Administración de Seguridad en el Transporte y la de Aduanas y Protección Fronteriza, que forman parte de seguridad nacional, están por enviar noticias de despidos y han reducido las horas extras para los empleados.

Aduanas dijo en una declaración el lunes que las demoras del fin de semana en Los Angeles y Chicago fueron causadas por "la reducción del personal en las cabinas de control" debido a los cortes en horas extra. Agregó que la espera para los pasajeros en 56 vuelos que llegaron al aeropuerto John F. Kennedy en Nueva York excedió las dos horas y la de otros 14 vuelos, más de tres horas. En el aeropuerto de Miami se reportaron demoras de más de dos horas para 51 vuelos y más de tres horas para otros cuatro. Aclaró que esas esperas eran más largas de lo habitual.

La agencia de seguridad en el transporte, que es responsable de revisar a los pasajeros que ingresan en los aeropuertos, advirtió que los viajeros pueden anticipar mayores demoras en el control de seguridad debido a la reducción de horas extras y congelación de contrataciones. Agregó que tendrá unas 1.000 vacantes para fines de mayo y hasta 2.600 para fines del año fiscal en septiembre.

Napolitano anticipó un efecto dominó durante la semana y advirtió que en el peor de los casos la espera podría duplicarse.