Se reúnen frente a la Casa Blanca para pedir mayor control de armas

12/14/2012 | 08:50 p.m.
Alrededor de un centenar de personas se concentró hoy frente a la Casa Blanca en Washington para rezar por las víctimas del tiroteo en una escuela de Newtown (EE.UU.), donde murieron 27 personas, 20 de ellas niños, y pedir a las autoridades un mayor control de la posesión de armas. (EFE/Michael Reynolds)  
La confusión sobre el presunto autor del tiroteo y sus motivos persisten, y Obama pidió unidad para tomar medidas que eviten tragedias como ésta.

Alrededor de un centenar de personas se concentró hoy frente a la Casa Blanca en Washington para rezar por las víctimas del tiroteo en una escuela de Newtown (EE.UU.), donde murieron 27 personas, 20 de ellas niños, y pedir a las autoridades un mayor control de la posesión de armas.

Leroy Duncan, un activista de Minesota, dijo a Efe que "ahora es el momento y hoy es el día" de reabrir el debate sobre el derecho a la posesión de armas, recogido en la Constitución estadounidense.

"Estamos esperando que el Congreso y el presidente (Barack Obama) asuman el liderazgo" para encontrar soluciones a la violencia provocada por las armas en el país, agregó Duncan.

Para Naomi Hart, es fundamental "que las armas salgan de las calles", porque "definitivamente hacen más fácil para las personas matar a otras", según comentó a Efe.

Barbara Elsas forma parte de un grupo de activistas que cada lunes se congrega frente a la Casa Blanca para pedir un endurecimiento de las leyes y controles más estrictos a la tenencia de armas en EE.UU..

Según indicó Elsas a Efe, actualmente hay "unos 310 millones de armas" en un país con alrededor de 308 millones de habitantes.

"Cuando vas a comprar un medicamento para el catarro tienes que mostrar tu licencia de conducir y cuando vas a comprar un arma ni siquiera lo necesitas", explicó Elsas.

Además, subrayó que la prohibición para poseer armas de asalto "desapareció", en alusión a que caducó y Obama no la ha reinstalado.

Jessica Frapp, de 38 años, se declaró "muy triste" por lo ocurrido en Newtown y lamentó la "cultura de la violencia" existente en Estados Unidos.

La confusión sobre el presunto autor del tiroteo y sus motivos persisten, y Obama pidió unidad para tomar medidas que eviten tragedias como ésta.