Sucesos de Boston dejarán huella en la memoria y la política de EE.UU.

Por Agencia EFE 04/20/2013 |07:39 a.m.
Tras días de incertidumbre y casi 24 horas de una tremenda agonía, Estados Unidos ha capturado vivo a uno de los dos supuestos autores del mayor atentado sufrido en la ciudad Boston. (AFP/CBS News)  
Los atentados han devuelto al pueblo americano a un pasado de inseguridad que empezaba a tener olvidado.

Los ciudadanos de Boston salieron anoche con júbilo a la calle para celebrar la captura por la Policía del presunto coautor de las explosiones del pasado lunes, el joven Dzhokhar Tsarnaev, después de una semana de shock, duelo y angustia.

Desde los sangrientos atentados perpetrados por Al Qaeda hace más de once años no vivía Estados Unidos unas jornadas tan dramáticas, con muertos y heridos en sus calles, tanquetas en las avenidas de alguna gran ciudad y psicosis de paquetes bomba por todo el país.

Los atentados del maratón de Boston, ejecutados según todos los indicios por los hermanos Tamerlan y Dzhokhar Tsarnaev, han devuelto al pueblo americano a un pasado de inseguridad que empezaba a tener olvidado.

Y, aunque resuelto eficazmente el caso, con la muerte a tiros de Tamerlan y la detención espectacular de Dzhokhar, el episodio va a dejar sin duda huella en la memoria y el subconsciente de los estadounidenses.

La procedencia extranjera de los dos presuntos autores abre un sinfín de interrogantes sobre los motivos políticos o religiosos de su acción y sobre el eventual respaldo obtenido de grupos foráneos peligrosos.

Su origen chechén plantea además el riesgo de contaminación de la vida estadounidense con un conflicto foráneo irresoluble.

Durante días después de los atentados, que se cobraron la vida de tres personas, entre ellas un niño de ocho años, e hirieron a más de 170 en esa ciudad símbolo de la Revolución Americana, la población no supo quién había cometido la carnicería y todavía hoy sigue sin saber por qué razón.

Al final, con la captura del segundo sospechoso, las fuerzas de seguridad estadounidenses, en particular el Buró Federal de Investigaciones (FBI), se han anotado un gran éxito, porque han sabido trabajar de manera coordinada para cerrar, relativamente en poco tiempo, un caso que estaba provocando enorme angustia en la población.

 
Dzhokhar Tsarnaev: sospechoso de atentado en Boston

El estudiante de 19 años fue detenido el viernes por las autoridades, que emprendieron una cacería de horas en la cual se paralizó prácticamente toda esta área metropolitana y en la que fue abatido a tiros su hermano mayor y presunto cómplice.


"Han trabajado como deben hacerlo, como un equipo, y les estamos muy agradecidos por ello", decía el presidente Barack Obama en una declaración ante los medios tras la captura de Dzhokhar Tsarnaeven en un barrio de las afueras de Boston.

Pero, como advertía a renglón seguido, "esta noche han quedado por supuesto muchas preguntas sin responder".

La primera de ellas: Cómo es posible que unos jóvenes que han crecido y estudiado aquí, como parte de nuestras comunidades y de nuestro país, recurran a semejante violencia?, se preguntó el presidente.

En definitiva, qué es lo que hace que algunos individuos desarrollen tal odio contra la sociedad y la comunidad que los acoge?

Y en relación con ello, ¿cómo llega a producirse el adoctrinamiento de unos jóvenes que tanto sus familiares como sus amistades describen como estadounidenses perfectamente corrientes?

Son preguntas difíciles que llegan en un momento clave, precisamente cuando el Senado de los EEUU ha comenzado a tramitar un proyecto de reforma migratoria integral cuyo objetivo es la legalización de once millones de extranjeros indocumentados que llevan años si no décadas "en las sombras".

 
Graban tiroteo entre policías y sospechosos de explosiones en Boston

Un video fue grabado por un aficionado en el momento en el que la policía y los sospechosos del atentado en Boston se batían a tiros.


Los atentados de Boston, a este respecto, amenazan con avivar las dudas de la oposición republicana sobre el objetivo mismo de la reforma migratoria.

Al comienzo de la primera audiencia del Comité Judicial del Senado dedicada a debatir el proyecto bipartidista recién presentado, el senador republicano Charles Grassley pidió hoy una reflexión más pausada debido a las incógnitas que suscitan, en su opinión, el atentado terrorista y los acontecimientos de Boston de estos días.

"Cómo pueden unos individuos eludir a las autoridades y planear semejantes ataques en nuestro suelo? Cómo podemos reforzar nuestros controles de seguridad sobre la gente que quiere entrar en los Estados Unidos?", se preguntó el senador.

Muchas cosas podrían cambiar en la política estadounidense como consecuencia de los sucesos de esta semana.

 

arrestan a sospechoso de atentado en boston
1/8
cor

Hoy fue un día tenso en Boston y en los alrededores. (AFP)

Dzhokhar Tsarnaev se había parapetado en una lancha almacenada en un vecindario de Watertown.(AFP/CBS News)

Dzhokhar Tsarnaev se había parapetado en una lancha almacenada en un vecindario de Watertown. (EFE)

Los residentes de Watertown salieron de sus viviendas y formaron una hilera en las calles, para ovacionar el paso de los vehículos policiales que se marchaban del lugar. (AFP)

Dzhokhar Tsarnaev fue hospitalizado en estado de gravedad. (AP)

La policía anunció mediante Twitter que Dzhokhar Tsarnaev había sido apresado. (AP)

La detención en Watertown marcó el cierre de un día tenso en Boston y en los alrededores. (AP)

Una multitud se concentró cerca del lugar y comenzó a ovacionar cuando vio que algunos agentes aplaudían. (AFP)


 

muere sospechoso de atentado en boston
1/16
cor

Las autoridades indicaron que los sospechosos de colocar las bombas en Bostosn son rusos. (AP/FBI)

Según las autoridades, Dzhokhar A. Tsarnaev, de 19 años y residente de Massachusets, es uno de los que buscan. (AP/FBI)

El sospechoso que usaba una gorra negra durante los atentados murió durante un enfrentamiento con la policía. (AP/FBI)

Una intensa persecución se ha desatado para tratar de dar con el joven que permanece con vida. ( Mario Tama/Getty Images/AFP)

Las autoridades anunciaron la suspensión hasta nuevo aviso del transporte del área metropolitana de Boston. (Mario Tama/Getty Images/AFP)

Las autoridades decretaron el toque de queda en la localidad de Watertown donde sigue la búsqueda de uno de los sospechosos. (AFP/Stan Honda)

En la localidad de Watertown se le pidió a los residentes que se refugien en sus casas y no salgan a la calle. (Mario Tama/Getty Images/AFP)

La Universidad de Boston, el MIT y Emerson College an cancelado sus clases. (Darren McCollester/Getty Images/AFP)

Durante toda la madrugada del jueves al viernes, Boston ha sido testigo de una enorme operación policial. (Darren McCollester/Getty Images/AFP)

Miermbros del SWAT participan de la operación. (Darren McCollester/Getty Images/AFP)

Los miembros del SWAT van casa por casa preguntando a los residentes si han visto al sospechoso. ( EFE/Matt Cambell)

La policía aumentó hoy el perímetro de seguridad en torno a una casa en la que se cree que puede estar el segundo sospechoso de las bombas del maratón de Boston.

Hasta las inmediaciones de la casa se ha desplazado un tanque y un helicóptero sobrevuela constantemente la vivienda.

La vivienda situada en la calle Quimby, una zona residencial en una tranquila localidad de 32,248 habitantes, está totalmente rodeada por policías fuertemente armados.

Las calles están totalmente vacías, siguiendo las indicaciones de las autoridades que han declarado un toque de queda que implica el cierre de colegios, universidades, comercios, así como la suspensión del transporte público.

Los únicos vehículos que se ven circular son los de policía y algunos automóviles particulares de residentes que abandonan sus casas.