Suspenden servicio de trenes que comunica Boston con Nueva York

Por Agencia EFE 04/19/2013 | 02:09 p.m.
El área de Kenmore en Boston usualmente está repleta de personas pero se encuentra virtualmente desierta. (AP/Elise Amendola)  
Las autoridades decretaron un toque de queda en la localidad de Watertown donde sigue la búsqueda de uno de los sospechosos del atentado del lunes.

Nueva York.- La compañía de ferrocarriles Amtrak suspendió de forma indefinida el servicio de trenes que comunica Boston con Nueva York mientras continúa la persecución del segundo de los sospechosos de las bombas del maratón de Boston.

Amtrak, que en un primer lugar había anunciado la suspensión de los trenes entre la ciudad de Boston (Massachusetts) y Providence (Rhode Island), decidió pasado el mediodía ampliar la medida hasta la ciudad de Nueva York.

Por otro lado, la compañía indicó a través de su cuenta en Twitter que en estos momentos continúa operando el servicio de trenes en el tramo del "corredor de la costa este" que comunica la Gran Manzana con Washington DC, la capital estadounidense.

Las autoridades anunciaron hoy la suspensión hasta nuevo aviso del transporte del área metropolitana de Boston, y decretaron el toque de queda en la localidad de Watertown donde sigue la búsqueda de uno de los sospechosos del atentado del lunes.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) confirmó hoy que Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años, es el segundo sospechoso de los atentados del pasado lunes, que dejaron ocho muertos y unos 170 heridos.

Las fuerzas de seguridad están trabajando en la ciudad y en el área metropolitana de Boston en busca de Tsarnaev, que se fugó la pasada noche durante la persecución en la que murió el otro sospechoso, cuya identidad no ha sido difundida oficialmente.

No obstante, medios estadounidenses apuntan a que el fallecido es su hermano, de 26 años, Tamerlan Tsarnaev, ambos de origen chechén y con residencia legal en Estados Unidos.

 

muere sospechoso de atentado en boston
1/16
cor

Las autoridades indicaron que los sospechosos de colocar las bombas en Bostosn son rusos. (AP/FBI)

Según las autoridades, Dzhokhar A. Tsarnaev, de 19 años y residente de Massachusets, es uno de los que buscan. (AP/FBI)

El sospechoso que usaba una gorra negra durante los atentados murió durante un enfrentamiento con la policía. (AP/FBI)

Una intensa persecución se ha desatado para tratar de dar con el joven que permanece con vida. ( Mario Tama/Getty Images/AFP)

Las autoridades anunciaron la suspensión hasta nuevo aviso del transporte del área metropolitana de Boston. (Mario Tama/Getty Images/AFP)

Las autoridades decretaron el toque de queda en la localidad de Watertown donde sigue la búsqueda de uno de los sospechosos. (AFP/Stan Honda)

En la localidad de Watertown se le pidió a los residentes que se refugien en sus casas y no salgan a la calle. (Mario Tama/Getty Images/AFP)

La Universidad de Boston, el MIT y Emerson College an cancelado sus clases. (Darren McCollester/Getty Images/AFP)

Durante toda la madrugada del jueves al viernes, Boston ha sido testigo de una enorme operación policial. (Darren McCollester/Getty Images/AFP)

Miermbros del SWAT participan de la operación. (Darren McCollester/Getty Images/AFP)

Los miembros del SWAT van casa por casa preguntando a los residentes si han visto al sospechoso. ( EFE/Matt Cambell)

La policía aumentó hoy el perímetro de seguridad en torno a una casa en la que se cree que puede estar el segundo sospechoso de las bombas del maratón de Boston.

Hasta las inmediaciones de la casa se ha desplazado un tanque y un helicóptero sobrevuela constantemente la vivienda.

La vivienda situada en la calle Quimby, una zona residencial en una tranquila localidad de 32,248 habitantes, está totalmente rodeada por policías fuertemente armados.

Las calles están totalmente vacías, siguiendo las indicaciones de las autoridades que han declarado un toque de queda que implica el cierre de colegios, universidades, comercios, así como la suspensión del transporte público.

Los únicos vehículos que se ven circular son los de policía y algunos automóviles particulares de residentes que abandonan sus casas.