Tormenta invernal castiga el noreste y centro de Estados Unidos

03/03/2014 | 05:54 p.m.
Los meteorólogos pronosticaron una acumulación de nieve de 4 a 8 pulgadas en toda la región entre Baltimore y Washington. (AP/Stephen Lance Dennee)  
En Nueva Jersey cayeron casi 6 pulgadas en algunas zonas.

Washington.- Una tormenta invernal mantuvo hoy, lunes, su dominio gélido en gran parte de Estados Unidos, con nevadas y bajas temperaturas, obligando al cierre de escuelas y oficinas.

Los meteorólogos pronosticaron una acumulación de nieve de 4 a 8 pulgadas en toda la región entre Baltimore y Washington, menos que las previsiones anteriores, pero lo suficiente como para causar dolores de cabeza en la región.

Pennsylvania esquivó la mayor parte de los efectos de la nevada, pues sólo cayeron unos cuantos centímetros en el sur y apenas un rastro o incluso nada en otras áreas.

En Nueva Jersey, casi 6 pulgadas cayeron en algunas zonas y se pronosticaron hasta 8 pulgadas en otras.

En partes de Delaware se pronosticaron entre 4 a 8 pulgadas de nieve, menos que los pronósticos de 10 o más pulgadas. El gobierno de Delaware retiró el estado de alerta de la parte norte del estado, pero instó a los automovilistas a tener precaución todavía.

Sin embargo, los afectados dijeron que están cansados del duro invierno.

En el norte de Virginia, Betty Wolfe dijo que renunciará a su viaje diario para visitar a su esposo en un hogar para ancianos a casi kilómetro y medio de distancia por haber caído ya dos veces en el hielo.

Más de 2,600 vuelos en Estados Unidos fueron cancelados desde el lunes por la mañana, según el sitio de seguimiento de vuelos FlightAware.com.

La mayor parte de los problemas fueron en los aeropuertos de Washington DC, Nueva York y Filadelfia, pero "las cancelaciones de vuelos se están acumulando en todos lados, desde Washington DC hasta Nueva Inglaterra", dijo Daniel Baker, de FlightAware.

En Texas, cientos de vuelos fueron cancelados, los funcionarios exhortaron a que se tomen medidas de conservación de electricidad, y las carreteras interestatales se volvieron grandes estacionamientos de kilómetros de largo.

El norte de Texas se llevó la peor de la tormenta más reciente, pero las temperaturas de congelación también se extendieron a la parte central del estado.

Partes del este de Kentucky permanecieron bajo una advertencia de tormenta invernal hasta finales de la tarde del lunes, con nevadas adicionales y temperaturas bajo cero que podrían alcanzar un total de 6 pulgadas en algunas áreas.