Trump sigue enfocado en el costo de las operaciones en Puerto Rico

Por José A. Delgado/[email protected] 10/12/2017 |07:50 a.m.
Cuando fue a San Juan el pasado 3 de octubre, el presidente Trump ya se había quejado de que las operaciones de respuesta al huracán María disparen los gastos del presupuesto federal. (AP)  
Dice que no pueden mantener a FEMA y los militares en la Isla por siempre.

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a esta mañana a levantar su preocupación sobre el impacto que tiene en el presupuesto la respuesta del gobierno federal a la catástrofe causada por el huracán María en Puerto Rico.

“El Congreso tiene que decidir cuánto gastar”, indicó en Twitter, al señalar que “no podemos mantener a FEMA, los militares y los socorristas, que han sido maravillosos (durante las más difíciles circunstancias), por siempre en Puerto Rico”.

Hoy, la Cámara de Representantes de Estados Unidos tiene previsto aprobar una resolución que asigna $36,000 millones a FEMA principalmente para el pago de la deuda de su seguro contra inundaciones y llenar las arcas de su fondo para atender desastres, que beneficiará a damnificados en Texas, Florida, Islas Vírgenes y Puerto Rico.

La resolución incluye la posibilidad de que los gobiernos de Puerto Rico y la Islas Vírgenes obtengan préstamos de hasta $4,900 millones, en total, para reemplazar ingresos que han perdido debido al impacto del huracán María. 

En el caso de Puerto Rico, la medida incluye además $1,270 millones en asistencia alimentaria.

Trump citó a la la periodista Sharyl Attkisson, que habría indicado “Puerto Rico sobrevivió los huracanes, ahora surge una crisis financiera que es principalmente de su propia creación”.

El presidente de Estados Unidos dijo que el propio gobernador ha indicado que no había rendición de cuentas y que el sistema eléctrico “y toda la infraestructura era un desastre” antes del azote del huracán María.

Mientras las autoridades del gobierno de Puerto Rico se han mostrado agradecidas por el apoyo que presta el gobierno de Trump, la oposición política en Puerto Rico y los demócratas en Washington denuncian la lenta  respuesta federal como insuficiente e inaceptable.

Cuando fue a San Juan el pasado 3 de octubre, el presidente Trump ya se había quejado de que las operaciones de respuesta al huracán María disparen los gastos del presupuesto federal.




Regresa a la portada