Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Le quitarán licencias de conducir a indocumentados en Nuevo México

Por Agencia EFE 01/11/2016 |08:48 p.m.
A partir de hoy las licencias de Nuevo México no cumplen con los requisitos del Real ID, por lo que algunos edificios federales han comenzado a dejar de aceptarlas. (Archivo)  
Buscan que los inmigrantes indocumentados sólo reciban "permisos de conducir".

Legisladores republicanos en Nuevo México presentaron hoy oficialmente la propuesta HB99, una iniciativa de ley que eliminaría las licencias de conducir para inmigrantes indocumentados con el fin de reemplazarlas con un "permiso de conducir".

Los legisladores aseguran que la propuesta tiene el propósito de cumplir con los requisitos del Real ID, lo que ha provocado las críticas de los defensores de los inmigrantes.

"La práctica de dar licencias de conducir a inmigrantes indocumentados es peligrosa. Los residentes de Nuevo México exigen que terminemos con ella", dijo el legislador republicano Paul Pacheco en un comunicado.

El representante del distrito 23 indicó que en repetidas ocasiones los legisladores han tratado de terminar con esta ley y cumplir con los requerimientos del Real ID, pero los demócratas han "matado" cada uno de sus intentos.

Aseguró que esta propuesta es un esfuerzo por lograr un compromiso entre republicanos y demócratas.

Bajo esta iniciativa, que también es impulsada por el legislador republicano Andy Nuñez, el estado de Nuevo México comenzaría a emitir licencias de conducir que cumplen con las regulaciones del Real ID, mientras que los inmigrantes indocumentados solo recibirían "permisos de conducir"

Para poder tener estos permisos, deberán cumplir con un curso de conducción, pasar un examen, tomar huellas digitales y demostrar que han vivido en el estado por lo menos dos años y haber presentado sus impuestos estatales. El permiso de conducir solos sería vigente por un año.

"Es horrible que la gobernadora Martínez y sus aliados en la legislatura estén utilizando el tema del Real ID para impulsar su agenda antiinmigrante", manifestó a Efe Marcela Díaz, directora del grupo Somos Un Pueblo Unido, con base en Santa Fe, en Nuevo México.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó el pasado viernes de que dio una extensión de dos años a los 26 estados, entre ellos a Nuevo México, que todavía incumplen con los requisitos de la ley federal Real ID, que obliga a emitir licencias de conducir que cumplan con varios requisitos de seguridad.

La nueva fecha límite es el 22 de enero de 2018, y si el estado no cumple con el Real ID, las licencias de conducir emitidas por Nuevo México no serán aceptadas como identificación para abordar aviones comerciales en los aeropuertos nacionales, entre otros casos.

A pesar de la extensión, a partir de hoy las licencias de Nuevo México no cumplen con los requisitos del Real ID, por lo que algunos edificios federales han comenzado a dejar de aceptarlas.

White Sands Missile Range (WSMR), un campo de cohetes del ejército de Estados Unidos, anunció hoy que ya no aceptará las licencias como una sola forma de identificación.

Por su parte, Sandia Labs índico a su vez que aquellos que presenten licencias de Nuevo México deberán presentar adicionalmente una segunda forma de identificación.

La portavoz de Sandia Labs, Lindsey Kibler, dijo hoy a Efe que los visitantes deberán presentar además de su licencia otra identificación como es su tarjeta de Seguro Social, acta de nacimiento o tarjeta de registro de votante.

En 2005, el Congreso aprobó la ley federal del Real ID, que pretende crear identificaciones más difíciles de falsificar y que cumplan con requisitos más estrictos para verificar la identidad del solicitante, incluyendo su estatus migratorio.

La gobernadora de Nuevo México ha declarado públicamente que una de las principales razones por las que Nuevo México no cumple con los requisitos del Real ID es porque una ley aprobada en 2003 otorga licencias de conducir a inmigrantes indocumentados.

Somos Un Pueblo Unido calcula que aproximadamente 90.000 indocumentados tienen licencias de conducir en ese estado.

"Quieren obligar a todos los residentes de Nuevo México a regresar al Departamento de Motores y Vehículos (DMV) y obtener una nueva licencia que cumpla con el Real Id", lamentó Díaz.

Por su parte, legisladores demócratas apoyan una propuesta que mantendría las licencias de conducir para los inmigrantes indocumentados y daría la opción de obtener licencias que cumplen con los requisitos del Real ID para aquellos que lo requieran y lo soliciten.

La gobernadora Martínez defendió su postura recientemente ante miembros de la Cámara de Comercio de Alburquerque, a quienes aseguró que resolver este problema será una de sus prioridades durante la próxima sesión legislativa.

"Por los últimos cinco años sabemos que tenemos que emitir una licencia de conducir que cumpla con los requisitos federales", aseguró Martínez en su discurso.

La mandataria republicana dijo apoyar un sistema dual similar al implementado en Utah donde se emiten licencias de conducir para sus residentes y "permisos de manejo" para aquellos que no pueden comprobar su estatus migratorio en el país.

Estos permisos solo sirven para cumplir con las regulaciones de tránsito y no para abordar aviones o entrar a edificios federales.

"Cualquier forma de discriminación no tiene lugar en Nuevo México. Utilizar el Real Id para señalar a los inmigrantes va en contra de nuestros valores y pone a nuestro estado en un peligroso camino", dijo en declaraciones enviadas a Efe la directora ejecutiva de Equality New Mexico, Amber Royster.

"Esperamos que nuestros legisladores hagan lo correcto y no apoyen una licencia de conducir que institucionalice la discriminación", indicó Royster.

Martínez, la primera gobernadora latina del país y quien recientemente fue elegida como presidenta de la Asociación de Gobernadores Republicanos, ha intentado sin éxito revocar la ley que otorga licencias de conducir a los indocumentados desde que llegó al cargo en 2011. 

Regresa a la portada