Abel Nazario se vuelve a bajar el sueldo

01/24/2013 |
El ejecutivo municipal de Yauco, Abel Nazario, dijo que almuerza todos los días en casa de algún compueblano y así conoce las necesidades de su gente. (Archivo)  
“Yo sobrevivo como sobreviven sobre 425,000 puertorriqueños que su ingreso mensual ronda los $1,179”.

“Yo sobrevivo como sobreviven sobre 425,000 puertorriqueños que su ingreso mensual ronda los $1,179”.

Así respondió el alcalde de Yauco, Abel Nazario Quiñones, al preguntársele cómo vivirá ahora que redujo su salario de $3,000 a $1,500 ante la crisis económica que atraviesa su municipio y como parte de los ajustes que aplicará para no afectar los servicios que se le ofrecen al pueblo.

Explicó, tranquilamente, que podrá sobrevivir como lo ha hecho en el pasado dado a que no tiene grandes deudas ni hijos. Tampoco paga casa porque la residencia que comparte con sus padres ya está salda y estos viven del pago del seguro social.

“En casa siempre comemos arroz, habichuela y pollo, rara la vez comemos otras cosas”, expresó el ejecutivo municipal, quien añadió que hará ajustes en sus gastos, los cuales reducirá a la mitad.

Nazario Quiñones acostumbraba a comer dos veces por semana en un restaurante de Yauco, salidas que ahora reducirá a una ocasión. “Si gastaba $20, ahora gasto $10”.

Asimismo, mencionó que se ahorra el dinero del almuerzo, ya que diariamente come en la casa de algún ciudadano que lo invita. “Comparto tiempo en contacto con mi gente y me relajo en esa hora”, dijo entre risas.

Argumentó que como su vehículo es del Municipio no gasta en gasolina y que solo debe un préstamo, cuyos pagos divide en dos quincenas. Además, dijo que costea su propio celular y se divide con sus padres los pagos del agua y la luz.

Admitió sin problema alguno que su plan médico es de la Reforma de Salud.

Lo que sí no dejará de hacer y, por ello de los ajustes, es viajar. Eso sí, se dará a la tarea de volar en temporadas bajas y comprar los pasajes con anticipación para ahorrarse un dinerito.

“Viajar es mi prioridad número uno, esa es mi vida”, expresó el alcalde, quien recientemente juramentó su quinto término.

No son los únicos

El ayuntamiento de Yauco no es el único que tiene problemas financieros ante la crisis económica mundial. Nazario dijo que hay 24 municipios que tienen deficiencia en caja.

“Las cajas están vacías y dependemos de las remesas”, dijo Nazario Quiñones al explicar que, sin embargo, son 42 las alcaldías que tienen problemas de déficit.

“Algunos municipios lo pueden ocultar, pero es la realidad”, mencionó el ejecutivo municipal del Pueblo del Café.

En el caso de Yauco, Nazario Quiñones confirmó que las finanzas del Municipio tienen un déficit acumulado de $5.4 millones y que busca recortar el presupuesto en $1.2 millones.

Otros ajustes implantados son la reducción en un 30% del sueldo de los 28 empleados de confianza, así como bajar a medio tiempo la jornada laboral de los empleados regulares del Municipio, con excepción de los que se acogerán al retiro en marzo.

La Policía Municipal y la Oficina de Emergencias Médicas trabajarán 32 horas semanales. “Los empleados están tranquilos y acostumbrados porque es la quinta vez que lo hacemos”, expresó sin reservas.

Del mismo modo, explicó que reducirán el otorgamiento de contratos por servicios profesionales en un 50% y reubicarán funcionarios municipales en áreas de mayor necesidad de servicio.

“Lo importante es que no se afecten los servicios al pueblo y que no tengamos que despedir a empleados”, aseguró Nazario Quiñones.

Otras medidas implantadas a través de ordenanza es la reducción de los viajes estudiantiles para el próximo año fiscal, no otorgar donativos hasta después del 31 de diciembre y la eliminación de todas las celebraciones del Municipio, a menos que las mismas cuenten con el auspicio de entidades privadas.

Como medida de austeridad, la ordenanza aprobada exige a todas las dependencias municipales que los acondicionadores de aire se apaguen a la 1:30 p.m. para reducir el consumo de energía.

Adelantó que los ajustes se mantendrán hasta que sea necesario. “A mí no me amilana un salario, hay que trabajar con lo que se tiene, ya veremos qué sucede”, apuntó.

Tags

YaucoAbel Nazario