Abundan las propuestas en Cámara para atender la crisis de Retiro

Por Rebecca Banuchi 03/10/2013 | 05:34 p.m.
Rafael "Tatito" Hernández, anunció que este lunes radicarán un proyecto de ley para “mitigar” el efecto que tendría en los servidores públicos y los jubilados la propuesta del Ejecutivo. (ana.abruna@gfrmedia.com)  
Ambas delegaciones presentaron este domingo sendas propuestas

Aunque coinciden en que el peso de la reforma del Sistema de Retiro no debe recaer en los empleados públicos ni en los retirados, las delegaciones del Partido Popular Democrático (PPD) y el Partido Nuevo Progresista (PNP) en la Cámara de Representantes no logran ponerse de acuerdo en torno a las medidas que aliviarían la crisis sin recortar beneficios ni imponer nuevas cargas a los contribuyentes.

Con minutos de diferencia, ambas delegaciones presentaron este domingo sendas propuestas que, en el caso más extremo, descarrilarían el proyecto de la administración de Alejandro García Padilla, o en la alternativa, al menos lo enmendarían sustancialmente para eliminar la extensión de la edad para acogerse al retiro y garantizar al aportación del gobierno a los planes médicos de los jubilados.

Miembros de la mayoría del PPD en la Cámara, encabezados por el presidente de la Comisión de Hacienda, Rafael "Tatito" Hernández, anunciaron que este lunes radicarán un proyecto de ley para “mitigar” el efecto que tendría en los servidores públicos y los jubilados la propuesta del Ejecutivo.

Según Hernández, la pieza que promueve García Padilla tiene dos “problemas fundamentales” al disponer que se aumente la edad para retirarse y recortar la aportación gubernamental a los planes de salud de los pensionados.

"No queremos poner todo el peso (de la reforma de Retiro) en un sector", manifestó Hernández en conferencia de prensa junto a otros 10 representantes de la mayoría popular.

Aclaró que su proyecto de ley, que según dijo cuenta con el aval del presidente cameral, Jaime Perelló, no sustituiría por completo el proyecto del Ejecutivo, sino que lo enmendaría, pues mantendría la eliminación de los beneficios que se conceden mediante leyes especiales, como el Bono de Navidad y el Bono de Verano.

El plan de Hernández incluye la creación del Fondo de Recuperación Fiscal (FRF), que tendría alrededor de $300 millones de ingresos recurrentes provenientes de la imposición de una contribución especial a los contratistas del Gobierno, así como de cambios estructurales en la Lotería Tradicional y en la Lotería Electrónica relacionados con los premios que otorgan. Esas medidas, según el legislador, generarían alrededor de $32 millones al Sistema de Retiro.

De igual forma, propuso como fuente para generar cerca de $270 millones adicionales al nuevo fondo la eliminación de las máquinas tragamonedas que al presente funcionan como "casinos clandestinos" en diferentes establecimientos de la Isla.

Hernández propuso erradicar todas las máquinas que operan ilegalmente y crear un sistema regulador integrado mediante el cual se conecten los aparatos a servidores bajo el control del Departamento de Hacienda.

Bajo este sistema, se establecerían entre 20,000 y 30,000 en todo el país, y se cobraría una licencia de $4,000 por terminal. De esa cantidad, $3,500 estarían destinados al FRF, y los $500 restantes irían para el municipio donde esté instalado el equipo.

De todas las propuestas, fue esta última la que mayores críticas desató, no solo entre los representantes novoprogresistas, sino también entre miembros de la industria turística.

La representante Jenniffer González, portavoz de la delegación del PNP, señaló que el plan de los populares relacionado con la Lotería Tradicional y la Lotería Electrónica destinaría fondos a Retiro que actualmente están dirigidos a los municipios, a la Universidad de Puerto Rico (UPR), y a las áreas de vivienda, educación y deportes.

Sin embargo, fue la iniciativa sobre las máquinas tragamonedas la más censurada. “Eso es coger las máquinas ilegales que están ahora mismo, conectarlas al Departamento de Hacienda. Eso no es otra cosa que la vídeolotería. Va a afectar la operación de los casinos, ¿y a dónde van los (ingresos de los) casinos? El fondo de los sistemas de casinos va también a la UPR, al Fondo General, al Centro Médico, y evidentemente destruye lo que es la industria de casinos en Puerto Rico”, subrayó la expresidenta cameral.

La Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA, por sus siglas en inglés) se sumó a la oposición que, de inmediato, generó esta propuesta.

“En los próximos días, estaremos tomando diferentes acciones para establecer un diálogo franco con los medios de comunicación, la Legislatura, el Gobierno y el país sobre las razones por las cuales esta medida es una mala jugada para Puerto Rico. Es menester que todos los sectores entiendan que la misma pone en riesgo nuestra industria turística y los 70,000 empleos que dependen de ella, atenta contra el 80% del presupuesto de la Compañía de Turismo, reduce en millones las aportaciones que hacen los casinos y hoteles al fisco, afecta el presupuesto de la Universidad de Puerto Rico, y amenaza el ya lastimado crédito del Gobierno”, subrayó en declaraciones escritas Ismael Vega, presidente de la Junta de Directores de la organización.

En tanto, las medidas con las que los representantes del PNP proyectan recaudar $580 millones, disponen, entre otras cosas, dirigir una cuarta parte de los recaudos que genere el impuesto de 4% sobre las corporaciones foráneas para cubrir el déficit actuarial del Sistema de Retiro y modificar la base del salario sobre la que se determina la pensión.

Un tercer proyecto aumentaría escalonadamente las aportaciones de los empleados, y otro dispondría que aquellas personas retiradas que generen ingresos adicionales a su pensión de más de $25,000 tendrían que hacer una aportación al sistema por lo que generen en exceso a esa cantidad.

Las cuatro piezas, que serán radicadas este lunes, se sumarían a otras dos sometidas a principios de la sesión por la representante Lourdes Ramos para que los jefes de agencias y ayudantes del gobernador también aporten al Sistema de Retiro mientras ocupen esos puestos y para crear un nuevo sistema de la Lotería Electrónica que se conocería como la Loto del Pensionado.

Resumen de las propuestas

Propuestas de las delegaciones en la Cámara de Representantes:

PPD

- Crear el Fondo de Recuperación Fiscal (FRF), que tendría alrededor de $300 millones de ingresos recurrentes.

El fondo se nutriría de:

-Una aportación especial que tendrían que hacer los contratistas del gobierno, cuya tasa porcentual oscilaría entre un .10% y 1.5%, dependiendo del tipo de contrato.

-Ajuste de la cantidad que se destina para premios en la Lotería de Puerto Rico.

-Ajuste de la cantidad que se destina para premios en la Lotería Electrónica.

-Eliminación de las máquinas tragamonedas en diferentes establecimientos alrededor de la Isla, y la creación de un sistema regulador integrado mediante el cual se conecten los aparatos a servidores bajo el control del Departamento de Hacienda.

PNP

-Separar una cuarta parte de los recaudos que genere el impuesto de 4% sobre las corporaciones foráneas

 -Modificar la base del salario sobre la que se determina la pensión. Se añadirían dos años a la base actual de tres años y cinco años, respectivamente, para calcular las pensiones de los retirados.

 -Aumentar escalonadamente las aportaciones de los empleados. Se incrementará la aportación de los funcionarios de acuerdo al salario devengado.

-Recobrar la pensión. Aquellas personas retiradas que generen ingresos adicionales a su pensión de más de $25,000 tendrían que hacer una aportación al sistema por lo que generen en exceso a esa cantidad.

-Incluir a los jefes de agencias y ayudantes del gobernador en el Sistema de Retiro. (Medida ya fue radicada)

-Crear un nuevo sistema de la Lotería Electrónica que se conocería como la Loto del Pensionado