Acusan a Edwin Mundo de no querer cambiar el voto de encamados

10/02/2012 |07:04 p.m.
Comisionados electorales, con excepción de Mundo, coinciden en que la manera propuesta para recoger el voto de los encamados no funciona.

El comisionado electoral del Movimiento Unión Soberanista (MUS), Julio Fontanet, aseguró que tanto él como los demás comisionados, con excepción de Edwin Mundo, del Partido Nuevo Progresista (PNP), coinciden en que la manera propuesta para recoger el voto de los encamados no funciona.

Según Fontanet, todos los comisionados entienden que hay que buscar alternativas para garantizarle el derecho al voto a las personas que están confinadas a sus hogares, pero que se debe hacer de forma que se garantice la pureza del proceso.

 Fontanet aseguró que todos los comisionados están en la misma onda y que de hecho, tanto él como Roberto Iván Aponte, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), han presentado opciones para el sufragio de los enfermos.

Mundo reclama que el proceso se continúe de la forma en que se acordó en el nuevo reglamento electoral, a pesar, de las deficiencias que se le han encontrado al proceso y que se pueden prestar para que haya fraude electoral.

“Menos el comisionado electoral del PNP, Edwin Mundo, todos estamos de acuerdo en que esto no está funcionando”, dijo Fontanet. “Hay que buscar alternativas porque no puede haber otro fin más importante que garantizar unas elecciones transparentes”, agregó.

Este miércoles, a partir de las 9:00a.m. se efectuará una reunión ordinaria y Fontanet espera que Mundo “rectifique” su posición y dé paso a enmendar el proceso.

 Del mismo modo, Fontanet espera que el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Héctor Conty Pérez, pueda ver que ya no se trata de evaluar si “el reglamento es legal o ilegal. Ya es preocupación de que las cosas se hagan bien y que el estándar de ser la pureza del proceso”. 

Arturo Hernández, candidato a la gobernación por el MUS, manifestó que se inclinan a que el proceso se lleve a cabo de la misma manera que se hizo en las elecciones de 2008, cuando una junta visitaba a los encamados y recogía el voto. De esta forma se verifica que sea el elector el que vota y que esté en plena capacidad para ejercer su derecho.

El Nuevo Día publicó el reclamó de varias familias que denunciaron que sus enfermos aparecen en el listado de personas encamadas que solicitaron el voto ausente, aunque ellos no hicieron esa gestión. Además, se denunciaron casos de personas fallecidas que aparecen solicitando el voto en varios municipios.