AGP advierte crisis social

Por Istra Pacheco 11/30/2016 |00:00 a.m.
El mandatario felicita a la Junta por dar un “gran paso adelante” al apoyar cualquier esfuerzo dirigido a extender el programa conocido como Obamacare.
García Padilla se reunió con varios miembros del grupo de trabajo creado bajo Promesa, y con el comisionado residente, Pedro Pierluisi. (Archivo)  

En una respuesta de aparente cordialidad y conciliación, el gobernador Alejandro García Padilla le advirtió ayer a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que Puerto Rico está en riesgo de una crisis social. 

Para evitar esa crisis, la Junta debe ayudar al país a cabildear para que en la capital federal permitan reestructurar la deuda pública estimada en unos $72,000 millones.

De esa forma García Padilla contestó la carta de la JSF en la que se formalizó el rechazo a su plan fiscal presentado el 14 de octubre pasado.

El mandatario felicita a la Junta por dar un “gran paso adelante” al apoyar cualquier esfuerzo dirigido a extender el programa conocido como Obamacare y la paridad de fondos de Medicaid y les urge a sus miembros a llevar ese apoyo aún más lejos.

Seguidamente, advirtió que si la Junta propone mayores recortes al gasto del gobierno, empeorará la economía, por lo que le pide al cuerpo dejar eso a un lado.

“Sin acciones federales (congresionales y/o administrativas) relacionadas a las excenciones contributivas de la Ley 154 y los fondos del Medicaid, Puerto Rico no va a tener recursos suficientes para pagar cualquier deuda”, alertó García Padilla.

Además, planteó que la Isla está sujeta a todas las reglamentaciones federales en el campo de la salud, pero para poder cumplir con todo lo que se exige, se necesita paridad en los fondos.

Por otra parte, el gobernador explicó por escrito que ayer se reunió con varios integrantes del Task Force del Congreso creado bajo Promesa, entre los que se encontraban los senadores Bob Menéndez, Bill Nelson, Richard Blumenthal y Marco Rubio, así como con el comisionado residente Pedro Pierluisi.

De forma separada, se reunió con el director de Asuntos Intergubernamentales, Jerry Abramson. 

La idea es seguir cabildeando “por mantener los incentivos federales actuales, y procurar adicionales”.

Regresa a la portada