Alcalde de San Lorenzo denuncia persecución política

01/30/2013 | 09:01 a.m.
Román Abreu revalidó como alcalde con una ventaja de 2,464 sobre su principal contendor, el candidato novoprogresista Emanoel Figueroa Arce. (Archivo)  
Román Abreu revalidó como alcalde con una ventaja de 2,464 sobre su principal contendor, el candidato novoprogresista Emanoel Figueroa Arce.

El alcalde de San Lorenzo, José "Joe" Román Abreu, dijo esta mañana que la determinación de la Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente (OPFEI) de no presentar cargos por supuesto aprovechamiento ilícito de trabajo o servicios públicos, prueba lo que dijo desde el principio: que la denuncia "era una persecución política para tratar de dañar mi imagen".

"En cada uno de estos señalamientos nosotros nunca pero nunca hemos tenido que ver, absolutamente nada. Era una persecución política para tratar de dañar mi imagen a días de las elecciones, y yo les agradezco (la denuncia) porque ellos (los líderes del Partido Nuevo Progresista) lo que hicieron fue aumentar la cantidad de votos con la que yo gané en el municipio de San Lorenzo", puntualizó el ejecutivo municipal en entrevista radial con WKAQ 580.

Román Abreu revalidó como alcalde con una ventaja de 2,464 sobre su principal contendor, el candidato novoprogresista Emanoel Figueroa Arce, hermano del reconocido cantante Chayanne.

 Según la página electrónica de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Román Abreu obtuvo 12,780 votos en las elecciones del pasado 6 de noviembre, mientras que Figueroa Arce logró 10,316. El candidato independentista, Felipe Cáez Díaz, quedó en tercer lugar con 212 votos.

En las elecciones del 2008, Román Abreu prevaleció en la contienda alcaldicia con 12,299 votos. El candidato penepé, Peter Machín, obtuvo 10,403 votos, según el portal de la CEE.

"Yo tengo la joya más preciada, que es San Lorenzo, que se le conocía históricamente como el 'estado 51'. Ellos (los miembros del PNP) no toleran que este alcalde haya logrado cuatro términos consecutivos", expresó el líder popular, quien llegó a la poltrona municipal por primera vez en el 2000, cuando tenía 33 años.

"Querían debilitar la imagen de este servidor, y lo que hicieron fue fortalecer aún más mi candidatura. Ya en el informe que se radicó se archiva totalmente, en el informe no hay absolutamente nada relacionado a este servidor", agregó.

El señalamiento contra Román Abreu estaba incluido en un referido enviado a la OPFEI por el pasado secretario de Justicia, Guillermo Somoza, por alegado aprovechamiento ilícito de trabajo o servicios públicos.

 En un comunicado enviado ayer por la OPFEI se indica que tras realizar la investigación correspondiente, los fiscales Rubén Falú Allende y Leticia Pabón Ortiz presentaron un informe final el 8 de enero donde concluyeron que "a pesar de que se cuenta con prueba suficiente en derecho para demostrar más allá de duda razonable que los delitos se cometieron, no podemos probar con evidencia admisible la conexión del alcalde José Ramón Abreu con los delitos".

La presidenta de la OPFEI, Nydia Cotto Vives, indicó a través del parte de prensa que más adelante se emitiría un informe final sobre el asunto, exponiendo las razones por las cuales se decidió no incoar acción sobre conducta o hechos relacionados con el alcalde del PPD.

No obstante, refirió al Departamento de Justicia y a la Oficina de Ética Gubernamental los hallazgos del Municipio de San Lorenzo porque los hechos alegados contra directores y funcionarios municipales pudieran constituir violaciones a la ley.

Cotto Vives aclaró en el escrito que los hechos a los que se refiere el caso mencionado contra Román Abreu, no guardan relación con el segundo caso que actualmente está bajo investigación por los fiscales Falú y Pabón.

"Son dos querellas: la primera era sobre unas parrandas y ahí no hay absolutamente nada, y en esta es lo mismo que ocurrió con (el alcalde de Humacao) Marcelo Trujillo: una persecución política", puntualizó el alcalde.

Según el alcalde, el representante novoprogresista José Aponte es la persona detrás de las denuncias en su contra. "José Aponte, con el que nosotros tuvimos un diálogo fuerte a través de estos medios", respondió a preguntas del periodista radial Rubén Sánchez.

"Recuerda que yo tengo la joya más preciada del PNP, lo que se le conocía como el 'estado 51'. Ellos no soportan que este alcalde haya estado sirviéndole al pueblo de San Lorenzo por tantos términos", reiteró.