Alcaldes apoyan la creación de regiones autónomas

Por Alba Y Muniz Gracia / alba.muniz@gfrmedia.com 03/20/2013 | 05:03 p.m.
El alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, funge como presidente de la Federación de Municipios. (Archivo)  
Cada región será una estructura de gobierno con los poderes y facultades necesarios para lograr el desarrollo de la región de que se trate.

La Asociación de Alcaldes, que agrupa a los electos por el Partido Popular Democrático, y la Federación de Municipios, su contraparte del Partido Nuevo Progresista, apoyaron el proyecto que establece el marco legal para la creación de “regiones autónomas” de municipios.

Las regiones autónomas les permitiría a los municipios crear un gobierno intermedio que, sin menoscabar su identidad como pueblos, tendría la facultad de establecer procesos nuevos o más flexibles para impulsar el desarrollo de la región.

Según el proyecto de ley, presentado el 2 de enero de 2013, cada región será una estructura de gobierno con los poderes y facultades necesarios para lograr el desarrollo de la región de que se trate. 

La medida, que tuvo su primera vista pública este miércoles a cargo de la comisión cameral de Asuntos Municipales y Regionalización, define la región autónoma como una “entidad pública con capacidad para demandar y ser demandada, compuesta por un conglomerado de municipios y administrada por una junta que posee participación de los alcaldes que conforman la región y representación del gobierno central”.

Ambas entidades sugirieron que la medida, de la autoría del presidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, sea enmendada para eliminar los requisitos con los que debe cumplir cada región autónoma.

“Entendemos que los requisitos antes señalados en el Artículo 21.003 deben ser eliminados. Se le debe dar la libertad al comité gubernamental que evalúe cada caso en particular sin las limitaciones que dispone el mencionado artículo”, indicó por escrito el presidente de la Federación de Municipios, Héctor O’Neill.

“Tenemos que tener en cuenta que los procesos de regionalización pueden traer una gama de servicios en áreas de salud, seguridad pública, administración de dependencias y servicios municipales, recogido de desperdicios sólidos entre otros”, agregó el también Alcalde de Guaynabo.

El presidente de la Asociación de Alcaldes, José A. Santiago, calificó los requisitos como “rígidos”.

“Entendemos que este punto podría ser una limitación por lo que merece ser estudiado con detenimiento. El nuevo ente debe ser un facilitador del traspaso de las facultades del gobierno central a los municipios”, sostuvo por escrito el también alcalde de Comerío.

La pieza legislativa, que enmendaría la Ley de Municipios Autónomos, establece que el Gobierno Central reconocerá la creación de una región autónoma cuando se configuren varios elementos como tener al menos 200,000 habitantes, tener dos gobiernos municipales con planes de ordenamiento territorial o estar apunto de obtenerlo, y que uno de los pueblos sea de jerarquía 5 o esté en proceso de alcanzarla.

Uno de los municipios también debe tener una oficina de permisos y otro debe tener superávit presupuestario.