Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Alcaldes no quieren embrollarse más

Por Nydia Bauzá / [email protected] 03/07/2018 |11:45 p.m.
La alcaldesa de Canóvanas indicó por su parte, que en su municipio 107 comercios han cerrado y sostuvo que la caja del municipio ha tenido una merma de $3.4 millones. ([email protected])  
Rechazan propuesta de préstamo de Fortaleza.

Con una cajita de cartón llena de rotos, el alcalde novoprogresista de Camuy, Edwin García Feliciano dramatizó ayer en el Senado, lo aniquiladas que están las arcas de los municipios, particularmente después del impacto del huracán María.

García Feliciano y los alcaldes de Cayey, Rolando Ortiz; de Arecibo, Carlos Molina; de Canóvanas, Lornna Soto; de Maunabo, Jorge L. Márquez y de Cidra, Javier Carrasquillo, pusieron el grito en el cielo contra un proyecto de La Fortaleza que propone crear un fondo de $100 millones en préstamos de recuperación  a los gobiernos municipales, como alivio a los gastos extraordinarios que los municipios han tenido que incurrir para afrontar la emergencia.

Pero, la medida parece que tiene la suerte echada, al menos en el Senado, pues el presidente del cuerpo legislativo, Thomas Rivera Schatz y otros senadores se expresaron en contra de la propuesta. Rivera Schatz adelantó que el lunes próximo aprobarán un proyecto sustitutivo que en vez de préstamos, otorgaría una asignación directa y expedita de $1 millón a cada uno de los 78 pueblos de la isla.

“Cada dólar que ha entrado a la caja de efectivo del municipio de Camuy ha salido y sigue saliendo para servicio a la gente. La caja está bien afectada y lo que necesitamos es dinero con urgencia para llevar liquidez. Los rotos son por donde sale el dinero y la caja tiene tantos boquetes que no hay manera de sostener ese dinero ahí dentro por las necesidades que tiene nuestro pueblo”, expresó García Feliciano en una vista pública ante la Comisión de Relaciones Federales, Políticas y Económicas del Senado. 

El alcalde de Cayey, quien también preside la Asociación de Alcaldes planteó que muchos municipios han invertido “cuantiosas sumas y no han recibido los reembolsos de FEMA”. También estimó en un 40% la reducción en los recaudos del IVU y dijo que de igual forma han mermado los recaudos de patentes municipales así como, las remesas del CRIM. Añadió que la eliminación de la contribución adicional especial, supondría otro golpe de $296 mil millones para los municipios. 

“Todos los municipios han perdido más de un millón. Estoy en contra de que sea un préstamo”, sostuvo por su parte, el alcalde de Arecibo y presidente de la Federación de Municipios. “Lo que se vive día a día es para pagar la nómina y a los suplidores”, sostuvo Molina. 

La alcaldesa de Canóvanas indicó por su parte, que en su municipio 107 comercios han cerrado y sostuvo que la caja del municipio ha tenido una merma de $3.4 millones. “Los alcaldes llevamos meses enfrentando la situación de María”, sostuvo.

Mientras tanto, Rivera Schatz recalcó que la responsabilidad de lo que se va a hacer con el presupuesto es de la Legislatura y añadió que decirles a los municipios devastados que llenen una solicitud y se sometan a un proceso que va a tomar mucho tiempo “no es lo correcto”.

El proyecto del Ejecutivo establece que la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) certificaría la elegibilidad de los municipios a los préstamos y la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) con la aprobación de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), determinarán las partidas de las cuales provendrían los fondos. 

“Yo estoy de parte de los municipios y no me importa lo que diga la Junta cuando han pedido un aumento de $20 millones y a los municipios que están pidiendo $1 millón no se lo quieren dar”, dijo Rivera Schatz.

“Está en la Junta obstruir y en el gobernador (Ricardo Rosselló) firmar. Yo voy a hacer lo que me toca”, sentenció el líder legislativo.

Regresa a la portada

Tags

alcaldes