Alejandro García Padilla se tira de pecho

03/07/2011 |
García Padilla fue aclamado por una multitud que sobrepasó la capacidad del estadio Néstor Morales de Humacao. (Primera Hora / Teresa Canino Rivera)  
Atenderá el status pero su prioridad serán los problemas del país. (Ve vídeo)

Tal y como se esperaba, el senador Alejandro García Padilla se proclamó ayer candidato a la Gobernación de Puerto Rico y prometió al país un gobierno de inclusión, de creación de empleos y revitalización económica, y que atenderá los problemas de la Isla con prioridad sobre el debate del status.

El legislador fue aclamado por una multitud que sobrepasó la capacidad del estadio Néstor Morales de Humacao, donde hizo su esperado anuncio. “Es por Puerto Rico y con Puerto Rico en mi mente y en mi corazón que doy un paso al frente – que hoy, desde Humacao, les comunico mi intención de aspirar a la Gobernación de Puerto Rico por el Partido Popular Democrático”, dijo entre vítores de los miles de populares que abarrotaron el lugar.

“Hoy, con gran sentido de responsabilidad histórica y con un compromiso inquebrantable con cada uno de ustedes, me dispongo a dirigir a este partido hacia una gran victoria en las elecciones del 2012”, agregó. “No me mueven animosidades ni deseos de derrotar a nadie. El enemigo es el desempleo, el crimen y la falta de educación. Estoy aquí para asumir la responsabilidad con Puerto Rico de crear empleos, de generar inversión, capital, riquezas para nuestra gente”, proclamó.

El senador inició su jornada con una misa en la catedral Dulce Nombre de Jesús en Humacao. Allí le acompañaron su familia, numeroso público y dirigentes del PPD.

Ya en la actividad política, dedicó gran parte de su discurso a atacar a la presente administración, de la que dijo que mantiene el país “al garete, sin rumbo y sin mapas. El Gobierno no responde, como si hubiese apagado el celular. No contestan. Nadie responde del otro lado”.

Les acusó además de “como ladrón en la noche”, atropellar “las instituciones y los proyectos que le dan forma a este país” .

Con un estribillo que pegó de inmediato entre la multitud, enumeró varios de los problemas que enfrenta el país y afirmó que este gobierno “no sirve”. Cada vez que repitió la frase, un coro de voces le respondía “no sirve, no sirve”. “La filosofía del such is life, aquella que le dice a los pobres y a los marginados que se resignen y que vean detrás de las verjas lo que otros gozan en opulencia, es inmoral y criminal. Ése no es el gobierno que merece Puerto Rico”.

Al entrar en su propuesta, afirmó que el Partido Popular “tiene que volver a ser el partido de la justicia, de la inclusión, de las oportunidades de progreso, el partido de la afirmación, de la fuerza y de la esperanza de nuestro pueblo”.

Recalcó que “la ideología del PPD es la gente: primero, la gente, segundo, la gente y siempre la gente”.

Al hablar sobre el status, dijo que es “uno de los temas que más divide a nuestro pueblo”. Sostuvo que “creo en atender este tema con seriedad y de la forma más ampliamente democrática, con trato justo para todos”. Agregó que “Washington debe hacer buena su palabra de atender el asunto sin dilación” y que en Puerto Rico “la Asamblea Constitucional de Estatus es el mecanismo idóneo para lograr una solución democrática y efectiva en este tema de modo que podamos romper el impasse en Washington” .

Aclaró, sin embargo, que “no creo que la discusión de status deba utilizarse como excusa para no hacer lo que hay que hacer en pos de la creación de empleos en Puerto Rico. Hay que implementar las medidas hoy que impulsen nuestro desarrollo económico utilizando al máximo la autonomía fiscal que sólo nos da el Estado Libre Asociado”, dijo.

Abogó por un gobierno que trabaje por una reactivación económica con el desarrollo del capital local y estimular el empresarismo, incentivar la exportación de bienes y servicios puertorriqueños y los sectores tradicionales de manufactura, servicios, construcción y turismo, así como también la agricultura, el agroturismo y la creación en las ciencias y tecnologías.

Apoyó nuevamente un enfoque salubrista al problema de la adicción a drogas y advirtió que su propuesta no es legalizar las drogas.

“Hoy te convoco a que te unas a mí para rescatar a nuestro país de los que han hecho todo para destruirlo. Hoy te requiero para que juntos trabajemos con disciplina y tenacidad, para que, más temprano que tarde, Puerto Rico tenga un nuevo amanecer para todos”, dijo al cerrar su discurso.

La reacción del Partido Nuevo Progresista no se hizo esperar y ayer mismo inició una campaña televisiva en contra de García Padilla. En la misma lo acusan de mentir y de ser parte de la pasada administración, a la que responsabilizan por todos los males del país.