Aprueban ley para combatir olvido de bebés en automóviles

Por Primerahora.com 08/04/2013 | 01:16 p.m.
La agencia indicó que en Estados Unidos las muertes por hipertermia es la tercera causa de muerte de niños en vehículos.(Archivo)  
El protocolo se adoptó mediante una enmienda a la Ley Número 3 del 15 de febrero de 1955.

Un protocolo de comunicación preventiva que se pondría en vigor en los centros de cuido de infantes, cuando no se recibe al menor después de 30 minutos de la hora de entrada y sus padres no se han comunicado para reportar ausencia o retraso, ha sido establecido mediante una ley recién firmada por el gobernador Alejandro García Padilla.

El protocolo se adoptó mediante una enmienda a la Ley Número 3 del 15 de febrero de 1955, para establecer el plan operacional de emergencia en los centros de cuido y evitar, por ejemplo, que un infante se encuentre en riesgo de estar desatendido a bordo de un vehículo de motor.

''Esto es una medida preventiva que busca evitar que continuén ocurriendo muertes de infantes y niños, que por olvido involuntario de sus padres, se quedan por horas en los asientos protectores en los vehículos, como ha pasado en años recientes'' dijo el representante Carlos Bianchi Angleró, propulsor de la ley.

Esta ley ayudará a evitar accidentes desgraciados, cuando por descuido u olvido los niños que debieron haber llegado a esos centros de cuido se quedan en los vehículos de motor y las altas temperaturas que generan los cristales cerrados les provoca la muerte, afirmó el legislador en un comunicado de prensa.

 ''Lo que queremos es que transcurridos esos 30 minutos de espera por el menor, los encargados de estos centros de cuido se comuniquen de inmediato con el padre, madre o tutor, para verificar la asistencia o no del niño'' agregó el representante del Distrito 20, que cubre los pueblos de Hormigueros, San Germán y Cabo Rojo.

El proyecto de la autoría de Bianchi Angleró fue convertido en ley a pesar de la oposición de la Asociación Puertorriqueña de Centros de Cuidado y Desarrollo del Niño, entidad que testificó en contra de la medida en mayo pasado, cuando se sugería activar el protocolo a los 45 minutos de retraso de la llegada de un infante a su centro de cuido.

“La responsabilidad no corresponde a los centros de cuido sino a los padres. No se les puede quitar esa responsabilidad a ellos. En innumerables ocasiones han tratado de comunicarse con padres y no contestan los teléfonos”, indicó el licenciado Felipe Hernández Román, presidente de la Asociación, al consignar su oposición al proyecto hace tres meses.

Cuando se discutió la medida en la Cámara, se informó en vistas públicas que un vehículo de motor estacionado bajo el sol, una vez es cerrado completamente, durante los primeros 10 minutos la temperatura interna del carro aumenta un promedio de 19 grados y a la media hora puede haber aumentado hasta 34 grados, informó el Departamento de Salud.

La agencia indicó que en Estados Unidos las muertes por hipertermia es la tercera causa de muerte de niños en vehículos. Los menores de cinco años son especialmente vulnerables a sufrir esta condición porque su temperatura corporal aumenta de tres a cinco veces más rápido que en los adultos debido a que su masa corporal es menor, advirtió el Departamento de Salud.

El Código Penal vigente permite acusar por negligencia criminal a un padre, madre o tutor que propicie la muerte de su hijo por circunstancias como el olvido del infante en un vehículo de motor, expuesto a altas temperaturas. El delito de homicidio involuntario por la citada negligencia establece una pena mínima de tres años de cárcel, sin agravantes.

Uno de los casos de esas trágicas muertes en Puerto Rico se remonta al 1 de abril de 2005 cuando el fiscal Luis Navas de León olvidó a su bebé en su vehículo de motor y el infante pereció. Fue acusado por homicidio involuntario, pero quedó absuelto en diciembre de ese mismo año.

También en abril, pero en el año 2011, en Barceloneta una ginecóloga olvidó a su hijo de un año y nueve meses en el interior de su vehículo y el infante perdió la vida. Mientras en marzo de 2013 el empleado de un concesionario de automóviles en Arecibo vivió la misma desgracia al olvidar a su hijo de seis meses en el interior de su carro.