Arango ya “perdonó” a Santini

11/17/2012 | 00:00 a.m.
Hace un año, durante la carrera Coge la guinea y llévate el pavo, en el residencial Manuel A. Pérez de la capital, Arango estaba recién salido de la Legislatura y habló de lo difícil que había sido ese proceso y rehacer su vida después del escándalo. (juan.martinez@gfrmedia.com)  
Las fotografías fueron divulgadas por Internet en agosto de 2011.

El ex legislador Roberto Arango asegura haber perdonado al saliente alcalde de San Juan, Jorge Santini, a quien ayer pareció atribuirle la responsabilidad de divulgar unas fotos suyas desnudo que le costaron su escaño en el Senado de Puerto Rico. 

Hace un año, durante la carrera Coge la guinea y llévate el pavo, en el residencial Manuel A. Pérez de la capital, Arango estaba recién salido de la Legislatura y habló de lo difícil que había sido ese proceso y rehacer su vida después del escándalo.

“Yo lo único que le deseo... es que vayan bien, que echen para adelante y que sean exitosos, que Dios se encargará de cada uno. Dios se encargará, y yo creo en el karma, y el que la hace aquí, la paga aquí”, comentó entonces Arango sobre quienes sacaron a relucir las fotos.

El pasado 7 de noviembre, al día siguiente de las elecciones generales y sabiéndose que Santini no había revalidado a un cuarto término como alcalde al perder ante la candidata popular Carmen Yulín Cruz, Arango volvió a hacer mención del karma, esta vez como el causante de esa derrota.

“Karma is a nasty bitch for Santini&Co”, escribió el ex portavoz de la mayoría novoprogresista en su cuenta de la red social Twitter.

Ayer, en la octava carrera del pavo en Manuel A. Pérez, Arango expresó que el karma llegó antes de lo imaginado para Santini.

“Lo dije ahí. No pensé que iba a ser tan rápido, pero lo dije”, manifestó  riéndose.

¿O sea, que la relación es directa entre el comentario de hace un año y el de ahora?

Yo creo que todo el mundo, Puerto Rico entero lo sabe.

¿Usted ha perdonado a Jorge Santini?

Hace tiempo, hace tiempo. Si no, no podría haber evolucionado. Cuando tú tienes cosas negativas en tu corazón, sirven de yugo, de ancla, para no permitirte progresar. Yo ese ancla lo corté hace tiempo.