Aseguran que cheques de reintegro están rebotando

Por Primerahora.com 06/18/2013 | 08:32 a.m.
El representante Antonio “Toñito” Silva denunció que los cheques de reintegro están rebotando, mientras, Melba Acosta, aceptó que confrontan problemas de “cash flow”. (Archivo)  
El representante Antonio “Toñito” Silva indicó que el Banco Popular de Puerto Rico es uno de las tres instituciones que se resiste a cambiar los cheques, según dice haber confirmado.

El representante Antonio “Toñito” Silva alegó esta mañana que los cheques que remite el Departamento de Hacienda para pagar el reintegro generado por el pago de compromisos contributivos a los ciudadanos están rebotando por falta de fondos y los bancos se han resistido a cambiarlos.

 En específico, el legislador indicó a la emisora radial Wapa Radio que el Banco Popular de Puerto Rico es uno de las tres instituciones que se resiste a cambiar los cheques, según dice haber confirmado. De hecho, indicó que está dispuesto a dar el nombre del gerente del Banco Popular que le ofreció la información y retó a la Fortaleza a desmentirlo.

Este diario se comunicó con la portavoz de prensa del Departamento de Hacienda, Eva Lizardi, para confirmar la información. No obstante, la funcionaria se limitó a tomar el pedido de información.

 Tampoco se ha podido conseguir en su unidad móvil al secretario de Asuntos Públicos, el exrepresentante Jorge Colberg, para cuestionarle sobre la denuncia.

 Por otro lado, la secretaria de Hacienda Melba Acosta aceptó esta mañana a la emisora Radio Isla que confrontan problemas de “cash flow” para emitir los cheques de reintegro. Sin embargo, no se le preguntó sobre la alegación de que los cheques confrontan problemas para ser cambiados.

Cuando se le preguntó si el dinero disponible no permite pagar de golpe el dinero de los reintegros, Acosta detalló que “exacto. El cash disponible permite pagar los reintegros o se están pagando cada semana. Salen $20, $30, hemos pagado semanas de $50 millones, porque de nuevo el gobierno tiene que pagar suplidores, tiene que pagar nómina, tiene que pagar de todo”.

Recordó que cuando entró el Gobierno de Alejandro García Padilla en enero pasado se informó que el año fiscal cerraría con una deficiencia presupuestaria de $600 millones, por lo que han tenido que tomar decisiones para evitar los problemas de fondos.

“Hemos estado manejando un problema de ingresos y de 'cash flow'”, sentenció.