Bajo fuego el propuesto Código Civil

Por Daniel Rivera Vargas 11/29/2016 |00:00 a.m.
Miguel Pereira (Archivo)  
El senador Miguel Pereira reconoce que el Código Civil puede causar resistencia para su aprobación entre algunos legisladores por el tema del matrimonio gay.

En medio de forcejeos entre legisladores de un mismo partido, el Código Civil sigue su paso por el Senado mientras que en la Cámara de Representantes la medida parece no tener posibilidades de arrancar.

El senador Miguel Pereira presidió ayer por segundo día consecutivo las vistas del Código Civil, un proyecto de casi 2,000 artículos que se radicó hace apenas unos meses aunque lleva discutiéndose hace casi dos décadas, y parece no estar seguro de si hay los votos para aprobarlo en  la Asamblea Legislativa.

Pereira reconoce que el Código Civil puede causar resistencia para su aprobación entre algunos legisladores por el tema del matrimonio gay, aunque ahora es legal tras una decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos,.

“Veo ambiente para que se vote el mismo, (aunque) hay personas que no van a acatar lo que la ley es”, dijo Pereira.

En la Cámara, el copresidente de la comisión conjunta que debía evaluar el Código Civil, José Baéz, ha expresado que no aprobará el estatuto por la forma ligera en que se está aprobando a pesar de la importancia de esta ley.

Pereira fue crítico hoy de la posición de Báez, su correligionario del Partido Popular Democrático, de decir que no aprobaría el proyecto. “Yo hablaré con él, pero no puedo responsabilizarme por un legislador que quiere renunciar a sus responsabilidades”, expresó el senador sobre el representante.

En entrevista con Primera Hora, Báez, exsubsecretario general del PPD, insistió hoy en su posición.

“La responsabilidad de todos los legisladores es atender las medidas oportunamente dando apertura al pueblo a discutirlas públicamente y con suficiente tiempo para que salgan a relucir las posiciones a favor o en contra que existan entre todos nuestros constituyentes, independientemente de la posición de que ese legislador favorezca. Yo favorezco todas las enmiendas propuestas en la medida presentada por el senador Pereira porque responsablemente las estudié con suficiente tiempo contando con que las íbamos a discutir con el pueblo en una sesión ordinaria”, expresó Báez, quien la semana pasada envió unas declaraciones escitas junto a su padre, el exsenador Eudaldo Báez Galib, oponiéndose a un código que se apruebe sin un debate amplio.

“Es mi deber y mi responsabilidad proteger la esencia de lo que es una sesión extraordinaria en la que se deben atender medidas extraordinarias y de emergencia, y proteger la integridad del Código Civil ante la diversidad de posiciones que existen entre mis constituyentes y sus constituyentes; porque no todos los constituyentes son tan liberales como lo puede ser él, el senador Pereira, y como lo puedo ser yo. Eso no nos da la oportunidad de endilgarle, a aquellos que piensan distinto a nosotros, nuestra forma de pensar”, añadió.

Báez dijo que él no radicó el proyecto temprano en el cuatrienio –Pereira la presentó hace apenas unos meses cuando ya no se podía discutir en una sesión ordinaria- porque líderes del PPD y de la Asamblea Legislativa le advirtieron que bloquearían la medida porque era dañina en términos electorales.

“Planificamos Pereira y yo siempre radicarlo, pero no se concretizo hasta que un día me enteré que él lo hizo por cuenta propia y de ese día en adelante no ha habido ninguna comunicación de parte suya o de su oficina”, expresó el representante.

Independientemente de su posición, Báez dijo que no cree que un Código Civil sea aprobado en la Cámara porque su experiencia con enmiendas menores al código, como un proyecto para reducir a dos las causales de divorcio, es que no hay los votos en ese cuerpo para ese tipo de medidas.

“Ellos no quieren que llegue el código… en la cámara sí que hay conservadores, no solo en el tema de la LGBTT, en el feminismo, el machismo, la mayoría de edad”, expresó Báez.

También aseguró incluso que hay la posibilidad de que alguien pueda impugnar judicialmente el proyecto por haber sido presentado fuera de la comisión conjunta porque existe una ley que obliga a que una nueva versión del Código Civil sea presentada por esa comisión, y Pereira la presentó por su cuenta.

“Se podría cuestionar que el proyecto final de ese proyecto es constitucional o ilegal, nulo ab initio porque no fue aprobado conforme a derecho”, indicó.

Regresa a la portada

Tags

Miguel Pereira