Bernabe aceptaría presidir la UPR, si cambia el proceso de selección

11/09/2012 | 10:32 a.m.
"Yo aceptaría la presidencia de la UPR si se garantiza que seré el último presidente recomendado por un gobernador y nombrado por una Junta de Síndicos", indicó. (angel.rivera@gfrmedia.com)  
"Yo aceptaría la presidencia de la UPR si se garantiza que seré el último presidente recomendado por un gobernador y nombrado por una Junta de Síndicos", indicó.

Rafael Bernabe, quien en las pasadas elecciones aspiró a la gobernación por el Partido del Pueblo Trabajador, informó hoy, viernes, que aceptaría el llamado que han hecho los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico (UPR) de asumir la presidencia de la institución.

"A pesar de que mi compromiso es fortalecer el proyecto del Partido del Pueblo Trabajador y construir una nueva oposición en Puerto Rico, yo aceptaría la presidencia de la UPR si se garantiza que seré el último presidente recomendado por un gobernador y nombrado por una Junta de Síndicos", indicó el catedrático en un comunicado de prensa.

Ayer, circuló en las redes sociales (Facebook) una petición de los estudiantes para que Bernabe asumiera el cargo de presidente. El grupo, llamado “Prof. Bernabe para presidente de la UPR”, tenía en la mañana de hoy 4,617 seguidores.

No obstante, es el electo gobernador del Partido Popular Democrático (PPD), Alejandro García Padilla, quien debe seleccionar al nuevo presidente de la UPR.

Cabe destacar que su hermano, Antonio García Padilla, presidió la Universidad hasta el 2009.

Pero, ante el llamado de los universitarios, Bernabe sehizo disponible. Aunque, advirtió que los universitarios tendrían que estar de acuerdo con ese nombramiento.

“Yo vengo de una tradición política que tiene un profundo respeto por la democracia. Mi presidencia sentaría las bases para un proyecto de reforma que le conceda al primer centro docente del país autonomía universitaria, de manera tal que el gobierno universitario sea electo por la comunidad. Es por eso que insisto en que tendría que ser el último presidente nombrado por una Junta de Síndicos. Junta que no representa los mejores intereses de los universitarios y que debe ser eliminada. Adoptaría la propuesta de reforma universitaria del Comité de Reforma Universitaria del Consejo General de Estudiantes de Río Piedras", expresó Bernabe.

De inmediato, el líder del PPT lanzó sus propuestas para la comunidad universitaria. Las mismas incluyen eliminar la controvertible cuota de $800 que se instituyó bajo la administración actual de Luis Fortuño y restituir a los estudiantes suspendidos por la huelga.

"Una administración de buena fe debe reconocer que las luchas estudiantiles de los pasados años tuvieron como objetivo garantizar una universidad accesible al pueblo trabajador. El aumento escalonado a la matrícula y la cuota de $800 cerraron las puertas de la universidad a miles de estudiantes. Debemos reabrir esas puertas y analizar cómo continuar abaratando la educación pública universitaria", manifestó.

Asimismo, Bernabe indicó que para abaratar la educación pública, el Gobierno debe respetar la fórmula presupuestaria del 9.6 por ciento.

"La UPR recibe un presupuesto del 9.6 por ciento del fondo general. Sin embargo, se han creado una serie de fondos especiales que desvían el dinero que debe ingresar al fondo general y como consecuencia se empobrece la fórmula del 9.6 por ciento por lo que hay menos recaudos. Además, hay que descentralizar la administración central, reducir los contratos e imponer una contribución educativa a las grandes empresas", dijo.

A los empleados de la UPR, Bernabe les indicó que aprobaría la negociación colectiva del personal docente y creará plazas para los profesores sin permanencia.

"Sobres estas bases y muchas otras que son principios primordiales del Partido del Pueblo Trabajador podrían sentarse las bases para dialogar sobre un nombramiento a la presidencia de la Universidad de Puerto Rico. Tenemos que crear una cultura de comunidad entre el Sindicato, la Hermandad, el sector docente y los estudiantes para encaminar a la Universidad de Puerto Rico a una autonomía transformadora que nos permita llevar la academia al país", concluyó Bernabe.