Buscarán allegar más ingresos a San Juan a través de sus propiedades

12/19/2012 |07:41 p.m.
"Las áreas de estacionamiento son áreas con un potencial de rendimiento mayor del que entendemos que (la Oficina de) Empresas Municipales está logrando en este momento", resaltó César Miranda, presidente del grupo designado por la alcaldesa electa Carmen "Yulín" Cruz. (archivo)  
El comité de transición entrante del Municipio de San Juan tiene su ojo puesto sobre aquellos activos del ayuntamiento que podrían generar mayores ingresos en aras de subsanar el millonario déficit.

El comité de transición entrante del Municipio de San Juan tiene su ojo puesto sobre aquellos activos del ayuntamiento que podrían generar mayores ingresos en aras de subsanar el millonario déficit con el que el alcade saliente Jorge Santini dejará la capital, que podría totalizar hasta $120 millones.

Tras la comparecencia de la Oficina de Empresas Municipales en las vistas de transición hoy, miércoles, los estacionamientos municipales parecen encabezar la lista de propiedades con mayor potencial económico en San Juan.

"Las áreas de estacionamiento son áreas con un potencial de rendimiento mayor del que entendemos que (la Oficina de) Empresas Municipales está logrando en este momento", resaltó César Miranda, presidente del grupo designado por la alcaldesa electa Carmen "Yulín" Cruz, al señalar que existen dudas sobre la rentabilidad que tienen algunas propiedades municipales actualmente.

La discusión se centró sobre los estacionamientos de Doña Fela y Covadonga, en el Viejo San Juan, que aunque son propiedad del municipio, son administrados por entidades privadas. En total, el municipio tiene bajo su jurisdicción 11 estructuras de estacionamiento.

La vicealcaldesa de San Juan, Lourdes Rovira, reconoció que para ambas instalaciones se establecieron previo a la administración de Santini contratos con cánones de arrendamiento "rídiculos".

 Precisó que en el caso del estacionamiento de Doña Fela, el acuerdo contractual está vigente hasta el 2017, y la mensualidad es de $22,000, mientras que el de Covadonga vence en el 2024, y la empresa que lo administra apenas paga $2,400 al mes al gobierno municipal.

Rovira dijo que uno de los estacionamientos en Río Piedras estaba en una situación similar, pero el ayuntamiento determinó comprar el contrato para recuperar la administración de la propiedad.

 Miranda indicó que existía la posibilidad de expropiar los contratos de los estacionamientos de San Juan para dejarlos sin efecto, pero Rovira reconoció que esa alternativa nunca se consideró.

Además de los estacionamientos, la Oficina de Empresas Municipales tiene bajo su administración las plazas del mercado de Santurce y Río Piedras, el centro marítimo pesquero, los cementerios de Villa Palmeras, Villa Nevares, el Cementerio de la Capital y el de Santa María Magdalena de Pazzis en el Viejo San Juan.

Además, tiene entre las propiedades bajo su jurisdicción el sistema de parquímetros de la capital, la publicidad en edificios municipales, anuncios en mobiliario urbano, solares y terrenos, entre otros bienes.

"Vista la totalidad de los recursos con que cuenta (la Oficina de) Empresas Municipales, como una gestión afirmativa, muy diligente, hay la posibilidad de que, al menos, pueda operar sin ser subsidiada por el municipio, y debería ser un propósito porque cuenta con activos valiosísimos", subrayó Miranda.

Del presupuesto de $9.6 millones de esta dependencia municipal, alrededor de $1.5 millones proviene del fondo ordinario del ayuntamiento. La renta de sus utilidades genera unos $6 millones

"Hay que ver si la gestión con esos activos, la administración que se hace de los mismos puede ser más productiva", acotó Miranda.

De otra parte, durante la presentación del director del Departamento de Desarrollo Económico de San Juan, Fernando Aguiar, el director ejecutivo del comité entrante, Guillermo San Antonio, cuestionó el criterio utilizado por el municipio para conceder incentivos a ciertas empresas.

San Antonio planteó que se han concedido exenciones en el pago de patentes y de hasta un 100% en las contribuciones sobre propiedad inmueble y mueble a empresas que solo han creado uno o dos empleos.

Aguiar explicó que esas ayudas se han concedido a través de una ordenanza municipal que establece términos fijos para los incentivos, y que se utiliza principalmente para pequeños negocios. Esa ordenanza permite otorgar los beneficios incluso con la promesa de crear un solo puesto de trabajo.

Sin embargo, Aguiar reconoció que existe una ley qu permite al municipio negociar con las empresas la estructura de las ayudas, y que a cambio de estas, exige la creación de al menos cinco empelos y una inversión no menor de $50,000. A pesar de que ese estatuto más flexible está disponible, el Municipio de San Juan ha otorgado la mayoría de sus incentivos a través de la ordenanza municipal, cuyos términos no se revisan desde que fue aprobada en el 2001.