Charbonier enmendaría el Código Civil

Por Primerahora.com 04/07/2013 | 02:29 p.m.
La representante novoprogresista, pretende presentar un proyecto para enmendar el código y suavizar asuntos del matrimonio.
Charbonier planteó qlas personas casadas deben tener derecho a “cambiar aspectos económicos del vínculo sin divorciarse”. (Archivo)  

Movida por razones religiosas, la representante novoprogresista María Milagros Charbonier se propone presentar un proyecto de ley para enmendar el Código Civil con el fin de permitir a los cónyuges bajo una sociedad legal de gananciales alterar el régimen patrimonial que los vincula.

Aunque no ofreció detalles específicos sobre los cambios que propone a los artículos 1267 y 1271 del Código Civil, Charbonier resaltó este domingo que el ordenamiento jurídico vigente no permite a las parejas alterar el régimen ganancial y optar por capitulaciones luego del matrimonio.

“En el Puerto Rico de hoy, existen muchas parejas profesionales, comerciantes, cristianas entre otras, que se casaron bajo el régimen de sociedad legal de gananciales. Dicho régimen patrimonial no les permite hacer ajustes al mismo, salvo que decidan disolver su matrimonio. Esto es así dado que la sociedad legal de gananciales es un principio inflexible del Código Civil en esta materia la inmutabilidad del régimen patrimonial matrimonial”, dijo la legisladora en un comunicado de prensa.

Al otorgar las capitulaciones matrimoniales, las parejas establecen previo al matrimonio las condiciones que regirán los bienes presentes y futuros.

A eso fines, el Artículo 1267 dispone que “los que se unan en matrimonio podrán otorgar sus capitulaciones antes de celebrarlo, estipulando las condiciones de la sociedad conyugal relativamente a los bienes presentes y futuros”, mientras que el Artículo 1271 establece que “para que sea válida cualquier alteración que se haga en las capitulaciones matrimoniales, deberá tener lugar antes de celebrarse el matrimonio y con la asistencia y concurso de las personas que en aquellas intervinieron como otorgantes”.

Charbonier planteó que las personas unidas mediante un contrato matrimonial deben tener derecho a “cambiar aspectos económicos del vínculo sin divorciarse”.

“La inmutabilidad de las capitulaciones matrimoniales crea un serio problema para las parejas que no creen en el divorcio como principio de su creencia religiosa. Obligar a una pareja a tener que divorciarse para poder otorgar unas capitulaciones matrimoniales luego de haberse casado bajo el régimen de sociedad legal de gananciales, y según las creencias de la iglesia o denominación religiosa a la que pertenece o profesa, es una intromisión del Estado en la vida religiosa de las personas”, sostuvo Charbonier.

A diferencia de estos reclamos de enmiendas -también por consideraciones religiosas- Charbonier se ha opuesto activamente a que se modifique el Código Civil en otras disposiciones alusivas al matrimonio.

La ex secretaria general del Partido Nuevo Progresista ha sido una de las principales voces en la Legislatura en contra de que se altere la definición de “matrimonio” para eliminar la referencia exclusiva a las parejas constituidas por un hombre y una mujer. 

La enmienda por la que abogan grupos en defensa de los derechos civiles ha sido combatida tenazmente por organizaciones religiosas a las que Charbonier se ha unido en sus manifestaciones.