Cierre de alcaldía en Guayama se debió a agresividad de empleados populares, según Glorimari Jaime

11/09/2012 |
Desde el miércoles, varias dependencias del Municipio de Guayama permanecieron cerradas al público e, incluso, a los empleados. En la foto, trabajadores del Centro Integrado de Finanzas Municipales. (darisabel.texidor@gfrmedia.com)  
Explicó que el miércoles en la mañana el alcalde electo, Eduardo Cintrón llegó con una guagua de sonido a los alrededores de la alcaldía en la que anunciaba que iba a despedir a los empleados penepés.

Guayama. La alcaldesa de Guayama, Glorimari Jaime Rodríguez, expresó que la única razón para cerrar las oficinas municipales fue la actitud agresiva que mostraron algunos empleados populares.

Esta explicó que el miércoles en la mañana el alcalde electo, Eduardo Cintrón llegó con una guagua de sonido a los alrededores de la alcaldía en la que anunciaba que iba a despedir a los empleados penepés.

Igualmente, señaló que los empleados populares se presentaron con material político y que les gritaban a los empleados penepés. “Se formó un caos y por la seguridad de todos pedí que cerraran las oficinas hasta que los ánimos se calmaran”, dijo la ejecutiva municipal.

Del mismo modo, sostuvo que el alcalde electo hizo lo mismo en las oficinas de Obras Públicas, donde un empleado fue insultado, obligándolo a presentar una querella en la Policía. “Yo también recibí llamadas de amenazas de muerte y ya lo informé a las autoridades”, añadió.

Jaime Rodríguez indicó que durante su incumbencia estos empleados han estado de brazos caídos e intentando sustraer información confidencial.

Mencionó que como medidas de seguridad asignó unpolicía municipal en cada dependencia.

Sobre el incidente, comentó que espera que no surjan otros similares y que el proceso de transición se pueda dar con respeto y responsabilidad.

Aseguró que se siente sumamente contenta de haber servido a su querido pueblo durante este cuatrienio y les anunció que continuará fiscalizando la labor de la nueva administración y que aspirará nuevamente en el 2016 para continuar su obra.

El cierre

Llegaron a trabajar tempranito, pero lo que no se imaginaban era que les dirían que se fueran porque no había trabajo.

Así estuvieron desde el miércoles más de 50 empleados de diversas dependencias del Municipio de Guayama, quienes permanecieron fuera de sus oficinas esperando una respuesta oficial, afectando inesperadamente los servicios.

La respuesta para muchos era clara: la administración del PNP y su alcaldesa no revalidaron en las pasadas elecciones.

Las oficinas de Finanzas, CRIM, Recaudaciones, Pagaduría, Sección 8, Programas Federales y otras estuvieron cerradas, con excepción de la Policía Municipal, Obras Públicas y Manejo de Emergencia.

Tras un día y medio fuera de sus labores, los empleados regresaron luego que la alcaldesa mandara a reabrir las oficinas.