Cierre de carnaval el del PPR

11/04/2012 |08:58 p.m.
Rogelio Figueroa agradeció a los políticos de los partidos mayoritarios por ser los gestores indirectos de su colectividad. (jose.candelaria@gfrmedia.com)  
Frente a un puñado de seguidores que no superaba las 300 personas, Figueroa, inició su alocución, con un relato sobre la historia del llamado coquitazo.

Al son de batucada y acompañado por una comparsa de pleneros, cabezudos y zanqueros, el candidado a la gobernación por el partido Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR), Rogelio Figueroa ofreció hoy, domingo, su mensaje de cierre de campaña, en el que instó a sus seguidores a dar el “coquitazo” en las elecciones generales del próximo martes.

“Ay caramba, si este es Rogelio. Mi voto es para él”, dijo el aspirante a la silla en la Fortaleza al toparse frente a frente con un cabezudo idéntico a él, al subir a la tarima en el Pabellón de la Paz, ubicado en el Parque Luis Muñoz Rivera en San Juan.

Frente a un puñado de seguidores que no superaba las 300 personas, Figueroa, inició su alocución, con un relato sobre la historia del llamado coquitazo y recordó que la primera persona en endosarlo fue su madre, Juanita García Noble, hace 20 años.

Entonces, según contó, le habló a su progenitora sobre sus intenciones de crear un partido, incursionar en la política y trabajar por un cambio para Puerto Rico, a lo cual ella le respondió: “Ay Rogelio, yo te amo mucho, pero es que yo soy popular”.

“Ese fue el primer coquitazo. Cuatro años más tarde, el coquí ya estaba inscrito. Ese fue el segundo coquitazo”, destacó.

No obstante, Figueroa reconoció que el voto por su insignia, este martes, es el más importante “porque es un coquitazo para reafirmar el propósito de este partido para crear un Puerto Rico de unidad y de igualdad”, señaló antes de presentar al resto de los líderes del PPR.

Mientras, el candidato a comisionado residente, Sadiasept Guillont Juarbe, expresó su deseo de ir a Washington con el propósito de trabajar desde allá “por el respeto y la igualdad para todos los puertorriqueños”.

Del mismo modo, agradeció a los políticos de los partidos mayoritarios por ser los gestores indirectos de su colectividad.

“Gracias a todos los políticos que no funcionaron y gracias a los candidatos, y ¿por qué no?, gracias a los partidos políticos, al Partido Nuevo Progresista y al Partido Popular, que permitieron, mediante la indignación que se creó en el pueblo de Puerto Rico, que se derramara la última gota que colmó el vaso para que se inscribiera este partido”, manifestó el también ginecólogo obstetra.


Tras su intervención, Figueroa, volvió a tomar el micrófono, esta vez para instar a sus huestes a mantenerse firmes y no incidir en el llamado voto de castigo.

“No vale la pena que sigamos votando para revocar al otro, pero hay muchos intereses, hay muchas personas a las que todavía el mensaje no les ha llegado. Todavía nos faltan dos días para las elecciones. Cada segundo cuenta para que tengamos los votos que hacen falta para este coquí cante la canción de la victoria”, sostuvo el presidente del PPR, quien además exhortó a continuar reclutando funcionarios de colegio para custodiar los votos por su partido.

El cierre de campaña del PPR incorporó diversión para toda la familia, como inflables, estaciones de comida y música para niños, jóvenes y adultos. La actividad concluyó con la participación en tarima de Andy Montañez.