Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Comienza la celebración familiar a la espera de Oscar López

Por Lester Jiménez / Para Primera Hora 02/09/2017 |03:27 p.m.
“¡La emoción es muy grande! Imagínate, después de tanto tiempo, por fin lo voy a tener aquí al lado”, exclamó. (Archivo)  
Luego de la incertidumbre, sus familiares están ansiosos de tenerlo en casa.

Casi sin poder hablar, Aracelis Lugo López gritó a los cuatro vientos la noticia que por 35 años estaba esperando.

“¡Por ahí viene! ¡Es cierto, por ahí viene!”, exclamó emocionada al conversar con este medio.

Y es que después de un largo día de incertidumbre, finalmente se confirmó la noticia de que su tío, el preso político Oscar López Rivera, estaba rumbo a la Isla luego de haber sido trasladado desde la prisión federal Terre Haute en Indiana, para cumplir el resto de su sentencia, que expira el 17 de mayo próximo.

“¡La emoción es muy grande! Imagínate, después de tanto tiempo, por fin lo voy a tener aquí al lado”, exclamó.


Los rumores de que López Rivera sería trasladado a la Isla comenzaron desde el miércoles, pero nadie había confirmado la información.

“Todo el mundo me llamaba para preguntarme, pero yo no tenía información y la abogada no nos había dicho nada. Era una incertidumbre. Pero finalmente mi hermana Lourdes me llamó para confirmarle que sí, que llega hoy”, describió Lugo López.

Oscar López Rivera lleva 35 años y ocho meses encarcelado en Estados Unidos luego de ser encontrado culpable por conspiración sediciosa debido a sus vínculos con el grupo clandestino Independentista Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN). El ex presidente Barack Obama conmutó su sentencia antes de dejar la Casa Blanca, pero debía cumplir sentencia hasta el 17 de mayo.

Mientras, en el Barrio Aibonito Guerrero, de donde es natural López Rivera, su primo Herminio “Millo” Méndez celebró con su esposa y su hermano la noticia.

“Me llamó ‘Babi’ (Lugo López) para darme la noticia y estamos todos celebrando”, dijo Méndez en conversación telefónica.

“Esperamos ir a verlo lo más pronto posible para darle un abrazo. No sé ni qué le voy a decir cuando lo vea”, expresó.

Se espera que López Rivera pase los últimos días de su sentencia en casa de su hija, Clarisa López, en San Juan.

Regresa a la portada