Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Con lo que Educación gasta en contratos le darían casi $400 mensuales a los maestros

Por Femmy Irizarry Álvarez 02/23/2017 |03:40 p.m.
Aida Díaz dice que los maestros reciben "salarios de miseria". ([email protected])  
No reciben un aumento de sueldo desde 2008.

Preocupada por las condiciones laborales, el salario y la calidad de vida de los educadores, la presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, Aida Díaz, buscó la manera de allegar fondos para que Educación les de una bonificación.


Díaz, quien analizó los contratos que tiene el Departamento de Educación (DE) entre el período de junio a diciembre , dijo que hay sobre 1,120  contratos con el sector  privado por un total de $363.8 millones.

Tras recordar que en los últimos años más de 5,000 maestros han dejado el País, dijo que “sacamos aparte los contratos  emitidos para transportación, educación especial, y los de servicios de alimentos, y quedan libres $129.2 millones, que se otorgaron en contratros de asesoría y de asuntos que en nada benefician ni al DE ni a la educación".

La educadora dijo que se preguntan cuál ha sido el efecto de esos dineros, que casi en su totalidad provienen de fondos federales, en el sistema educativo. “Si es de asesoría no lo hemos visto. Si no ha habido mejoría pues mire, se botaron esos $129 millones”, alertó.

Argumentó que “si la secretaria (de Educación, Julia Keleher) cancelara esos contratos, si no se han desembolsado, (que no creo que sean necesario por que ella va a ser su propia asesora…) el DE le podría otorgar un diferencial para todos los maestros (29,000), que podría ser de hasta de $371, mensuales, o $4,457, anuales”, dijo la líder magisterial.  

Aceptó que por ser fondos federales se necesita una dispensa del Departamento de Educación federal.

“No creo que eso sea un imposible”, dijo al mencionar que la secretaria también debería ir con ella y hacer la petición, “porque ella (Keleher) ha manifestado que quiere mejorar el salario de los maestros”.

Díaz, quien adelantó que esta mañana comenzó a hacer las gestiones para reunirse con Educación federal, dijo que entre las realidades que presentaría ante la agencia federal está el bajo salario promedio de un maestro en la Isla que está en los $22,000.

Además, que hay más de 6,000 maestros que se hipotecaron en préstamos, porque el DE les prometió en el 2014 un aumento una vez terminaran sus grados bajo lo que se conoce como la Ley de Carrera Magisterial. Muchos aún deben préstamos de hasta $30,000, nunca han recibido el diferencial y algunos ya están por jubilarse.

“Si no se le otorga ese diferencial se van a ir con una pensión mucho más baja…”, alertó al decir que eso podría significar hasta $300, en el diferencial de su pensión.

Díaz aclaró que el pago que le pide a Keleher para los maestros “no sería un aumento, sino una bonificación que de alguna manera se le puede otorgar hasta tanto den los fondos, y de aquí en adelante trabajar con una estrategia que, en vez de dar contratos de asesoría se pague al maestro, ya sea por estudiar… pero que reciba una compensación”.

Indicó que esto podría detener la fuga de maestros al extranjero.

La líder magisterial sostuvo que tras hacerle la petición ayer a Keleher -mediante carta- espera su respuesta.

Díaz recordó que los maestros llevan desde el 2008 sin recibir aumento ni revisión de su escala salarial, siendo el “profesional peor pagado del país”.

Por otra parte, Díaz también le envió una misiva a la titular de Educación respecto a los errores en la prueba da admisión a la universidad administrada por el College Board, donde le indica que la Asociación quiere asegurarse que los resultados de esos estudiantes sean los correctos.

“Si no se corrigen, eliminando esos ítems, el resultado puede decidir el ingreso o no de un estudiante a la universidad, y a qué universidad”, acotó.

También le pidió a Keleher que investigue por qué el College Board costó $3.2 millones, el año pasado, y este año subió a $4 millones y pico. 

Regresa a la portada