Contratación de facilitadores torpedea servicios de educación especial

01/30/2013 | 04:28 p.m.
La contratación de 1,400 facilitadores de educación especial durante la pasada administración le sumó $33.7 millones a los gastos de nómina del Departamento de Educación.

La contratación de 1,400 facilitadores de educación especial durante la pasada administración le sumó $33.7 millones a los gastos de nómina del Departamento de Educación, lo que ha provocado que ahora los servicios para los estudiantes con necesidades especiales no puedan costearse ni ofrecerse, denunció esta mañana la senadora popular Mari Tere González.

"Por concepto de unas personas que no tienen conocimiento específico de cómo se trabaja con la educación especial en el país, conforme a la reglamentación estatal y federal, la nómina obligada en la Secretaría Asociada de Educación Especial en las escuelas está imposibilitando y obstaculiza que los servicios estén en las escuelas", expresó la legisladora.

"No va a haber terapista, no va a haber pagos de beca de transportación, va a haber carencia de servicios relacionados y educativos, pero va a haber que pagar un facilitador que no está haciendo nada y que lo pueden constatar los grupos que representan la clase de educación especial", agregó la senadora por el Distrito de Mayagüez y Aguadilla.

Aunque fue cuidadosa en sus expresiones sobre la posibilidad de despedir a esos funcionarios, la legisladora, que fue electa a su primer cuatrienio en las pasadas elecciones, indicó que podrían ser "innecesarios".

"Yo tengo que reconocer que el Ejecutivo tiene la encomienda de no hacer un estilo de gobernanza que promueva los despidos, pero mi obligación es reconocer que ha habido empleos innecesarios que afectan la nómina del programa de Educación Especial y las necesidades de esta población", puntualizó en la rueda de prensa celebrada en el Senado.

González indicó que en el pasado cuatrienio, bajo la incumbencia del exgobernador Luis Fortuño, se creó la figura del facilitador de educación especial y se abrieron 1,800 plazas, de las que se llenaron 1,400. De igual forma, indicó que el facilitador realiza las mismas tareas que el supervisor de zona de educación especial, y que la nómina de esos empleados se cubrió, hasta octubre pasado, con fondos federales provenientes de la Ley de Recuperación Económica (ARRA por sus siglas en inglés).

"El facilitador lo que hizo fue duplicar la nómina del Departamento (de Educación) y lo que hizo fue que el supervisor de zona de educación especial es lo mismo que el facilitador de educación especial", reiteró la senadora en una conferencia de prensa en la que presentó varias medidas dirigidas a mejorar la educación vocacional en la Isla y estudiar y posiblemente reformar la ley orgánica del DE.

Las medidas radicadas son la Resolución del Senado 56 y los proyectos del Senado 297 y 298. La Resolución del Senado 56 es la que propone investigar la composición, administración, programas y servicios del DE y sus dependencias para determinar si responde a la realidad puertorriqueña, si hace falta legislación nueva para fortalecer la política pública educativa.

Mientras, el proyecto 297 propone crear el Observatorio Laboral, adscrito a la Administración de Desarrollo Laboral, para "ajustar el desarrollo del programa curricular del sistema educativo, articulando la oferta de graduados con las oportunidades de desarrollo de cada región y la política de productividad y competitividad del país", según González.

Agregó que, entre las herramientas del Observatorio, estará un portal cibernético para que los jóvenes accedan a información sobre las tendencias del mercado de trabajo profesional en la Isla y que los graduados se enteren de qué áreas profesionales y en qué regiones hay mejores oportunidades de empleo.

El proyecto 298 va dirigido a crear Consejos Asesores Regionales de Educación Vocacional y Técnica adscritos al DE. "Este proyecto nos permitirá aumentar las expectativas de empleo para los recién graduados de escuela superior, impulsar los sectores de las economías regionales para generar desarrollo en el país, capacitando al capital humano para que contribuya a la generación de oportunidades de progreso y a la construcción de una sociedad más equitativa", indicó la legisladora.

Según González, los programas curriculares del sistema de educación se han distanciado de las necesidades sociales, laborales y económicas de la juventud y de la demanda del mercado nacional, lo que, a su juicio, queda demostrado con la alta tasa de desempleo entre jóvenes de 16 a 24 años, que en el 2006 era de 20.4% y actualmente es de 36.8%

 La senadora indicó que estas iniciativas ayudarán a reducir la deserción escolar y contribuirían a aplacar la criminalidad. Según González, 40 de cada 100 estudiantes que ingresan al décimo grado fracasan o abandonan el sistema.