Cox Alomar cataloga de "retardatario" el gobierno de Fortuño

11/04/2012 |05:45 p.m.
Al demostrar un gran dominio en la oratoria, Cox Alomar presentó la crítica negativa más elocuente contra al gobierno de Luis Fortuño durante el evento de avivamiento de las huestes estadolibristas.  
El candidato que ha sido blanco de epítetos racistas durante su campaña, arremetió contra el PNP al describirlo como "cepa elitista, prejuiciado y excluyente".

"Hay que comerse la calle de aquí al día de las elecciones", sentenció hoy, domingo, el candidato a comisionado residente del Partido Popular Democrático (PPD), Rafael Cox Alomar, ante miles de estadolibristas congregados en Santurce para el cierre de campaña de la colectividad.

En un implícito reconocimiento de lo reñido que se proyectan los resultados electorales en los comicios del martes, Cox Alomar insistió en que urge "persuadir a cada hijo de esta tierra" a respaldar su candidatura y la del aspirante a gobernador del PPD, Alejandro García Padilla.

En un tono sumamente enérgico, Cox Alomar hizo el reclamo más dramático de voto íntegro para el PPD en las tres papeletas cuando pidió un cambio positivo para el país "rajando la pava".

Al demostrar un gran dominio en la oratoria, Cox Alomar presentó la crítica negativa más elocuente contra al gobierno de Luis Fortuño durante el evento de avivamiento de las huestes estadolibristas.

"Ni (José Celso) Barbosa, ni (Luis) Ferré, ni (Carlos) Romero Barceló e incluso (Pedro) Rosselló han sido tan retardatarios" para el pueblo como el gobierno de Fortuño, declaró con firmeza el aspirante a comisionado residente en Washington.

El candidato negro, que ha sido blanco de epitetos racistas durante su campaña, arremetió contra la cúpula del PNP al describirla como "cepa elitista, prejuiciada y excluyente".

 Además, sugirió que el comisionado electoral novoprogresista, Edwin Mundo, posiblemente estuvo detrás de los mensajes que alegaron falsamente que renunciaba a sus aspiraciones de comisionado residente.

"Que sepa el tal Edwin Mundo que Cox Alomar ni se quita, ni se rinde", puntualizó ganando vítores de la multitud congregada en las inmediaciones del Centro de Convenciones, en Santurce. "Los hombres de cría se alzan y combaten", agregó al referirse a ofensivas de "reptiles", acciones opositoras que atentan contra la dignidad y la democracia.

Para acabar con una administración "de abusos y atropellos", Cox Alomar dijo que urge "tener los funcionarios listos para dar la batalla en defensa de los votos del pueblo y de la democracia puertorriqueña".

Cox Alomar hablaba a miles de populares, a horas de publicarse la más reciente edición de la encuesta de El Nuevo Día, cuyos resultados le conceden solo un apoyo del 40% de los votantes y sugieren que el actual incumbente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, lograría sin problemas su aspiración de reelección como representante de Puerto Rico en Washington.

La encuesta, con una muestra de 1,000 personas que respondieron el cuestionario para los principales puestos electivos en el país entre el miércoles y el viernes pasado, reflejó un respaldo de 51% para Pierlusi. Solo un 3% de los encuestados dijo no estar seguro por qué candidato a comisionado votar. Sin embargo, ese segmento de indecisos no garantiza el triunfo de Cox Alomar. Según la encuesta, Pierluisi arrastra un respaldo de 8% de votantes populares y también 8% de independentistas.

El licenciado Cox Alomar fue presentado por su esposa Hilda Rodríguez, quien aseguró que su marido "está destinado a hacer grandes cosas por Puerto Rico".