DACO echa el ojo a minoristas

02/13/2013 |
Adames indicó que cualquier persona que viole la Ley 150 de 2008 se expondría a una multa o pena de cárcel. (Archivo)  
A pesar de acuerdo legal en EE.UU., en la Isla no se podrá cobrar más por tarjetas de crédito.

El designado secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Nery Adames Soto, informó ayer que los comerciantes locales no pueden imponer cargos a los consumidores cuando hacen sus compras con tarjetas de crédito, por lo que su agencia redoblará los esfuerzos para estar “atentos”.

Las declaraciones del funcionario surgen a raíz del acuerdo legal al que llegaron Visa, MasterCard y algunos de los mayores bancos estadounidenses que pone fin a un juicio iniciado por minoristas.

La acción legal reclamaba que las compañías de tarjetas conspiraron con los bancos para fijar comisiones de intercambio que deben sufragar los minoristas cuando los clientes pagan con un plástico.

El acuerdo dispone una reducción temporal de las tarifas para los comerciantes y les permite imponer recargos a las compras de los clientes, pero eso no aplica en la Isla porque aquí está vigente la Ley 150 del 4 de agosto de 2008, que prohíbe el sobrecargo a las transacciones de venta o arrendamiento a aquel consumidor que usa una tarjeta de crédito, en lugar de efectivo, cheque o cualquier otro método de pago similar.

Según Adames, cualquier persona que viole el estatuto se expone a una multa no mayor de $500 o pena de cárcel no mayor de seis meses, o ambas penas, a discreción del tribunal.

“El DACO se mantendrá vigilante del desarrollo de esta controversia”, aseguró el secretario designado.