Dalmau condena delegación de guerra contra el crimen a los federales

09/16/2012 |06:29 p.m.
Dalmau señaló en un comunicado de prensa que "los alegados pactos de cooperación entre el gobierno local y la fiscalía federal, desde los tiempos de (Aníbal) Acevedo Vilá, no han ayudado a reducir la criminalidad". (Archivo)  
La estrategia de delegar la guerra contra el crimen al gobierno federal ha fracasado, lo que ha significado abrirle paso a "la barbarie de la pena de muerte", denunció.

La estrategia de delegar la guerra contra el crimen al gobierno federal en Puerto Rico ha fracasado en varios frentes, lo que ha significado abrirle paso a "la barbarie de la pena de muerte", denunció este domingo el candidato a gobernador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau.

"Estados Unidos y Puerto Rico le declararon la guerra a las drogas hace más de dos décadas y claramente han fracasado" porque persiste la entrada de millones de dólares en sustancias controladas por los aeropuertos y las fronteras de la Isla, tanto "para el consumo de los estadounidenses y el mercado local", sentenció el líder pipiolo.

Dalmau señaló en un comunicado de prensa que "los alegados pactos de cooperación entre el gobierno local y la fiscalía federal, desde los tiempos de (Aníbal) Acevedo Vilá, no han ayudado a reducir la criminalidad".

Además, resaltó que la Policía estatal "está en un limbo jurídico y procesal debido al Informe del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Nos tienen en una sindicatura 'de facto'". Dalmau se refirió al reporte que documenta graves violaciones de derechos civiles de los agentes estatales, entre otras deficiencias en la mirilla de la citada agencia federal.

Ante ese panorama, el candidato a gobernador del PIP subrayó que para responder adecuadamente ante la criminalidad no es necesario aumentar el número de agentes o modificar penas sino impulsar medidas de consenso, teniendo en cuenta combatir la marginación, fomentar la educación y frenar el consumismo.

"Ante los niveles de violencia e inseguridad que agobian al país, el punto obligado de partida debe ser un acuerdo entre sectores políticos y cívicos, con un compromiso para apoyar aquellas iniciativas que, no importa quién las genere, representen un consenso mínimo que se le pueda ofrecer al país, y reconociendo que las raíces del comportamiento criminal son extensas y complejas, abarcando entre otros factores, la educación, la marginación y el consumerismo", subrayó Dalmau.

Recomendó revisar las funciones, operación y recursos de la Policía "para atender los señalamientos recientes de distintos organismos, garantizar entrenamiento y recursos adecuados para la investigación de crímenes, así como para despolitizar esa agencia".

Dalmau dijo que apoya establecer un proceso de selección, adiestramiento, capacitación continua, evaluación, ascensos y nombramientos de agentes estatales más efectivo.

Por otro lado, recordó que como el 80% de los delitos violentos son vinculados al uso y tráfico de sustancias ilegales, urge combatir la demanda con programas de medicación de adictos, pero garantizando servicios de seguimiento social y terapéutico en colaboración con organizaciones comunitarias.

Acompañado del candidato a representante por acumulación, Denis Márquez, entre otros líderes del PIP, Dalmau sentenció que: "Si de verdad los otros partidos están comprometidos con la visión salubrista en el tema de las drogas, que empiecen por retar al gobierno de los Estados Unidos con verdaderos programas de medicación de heroína, con la multiplicación de los programas de intercambio de jeringuillas, la creación de centros de inyección segura (sugeridos por entidades como Iniciativa Comunitaria) y la ampliación, por encima de las restricciones impuestas por los federales, de los programas de administración de buprenorfina".

Sobre la buprenorfina, destacó que se trata de "un medicamento que ha demostrado ser mucho más efectivo que la metadona", la única medicación que se ha ofrecido de forma limitada en Puerto Rico desde la década del 70.

Hace unos meses, el gobierno inauguró un proyecto de administración de buprenorfina en Bayamón, propuesto por Iniciativa Comunitaria, pero opera con fondos y recursos limitados para atender de forma innovadora a dependientes de heroína.