Declaran tres días de duelo por policía asesinado en Patillas

01/18/2012 |08:27 a.m.
El gobernador Luis Fortuño ordenó tres días de duelo en honor al agente muerto en medio de un robo en Patillas. (Archivo/Primera Hora)  
El Gobernador ordenó que las banderas ondearan a media asta.

El gobernador Luis Fortuño declaró tres días de duelo por la muerte del agente Francis Crespo Mandry, asesinado esta madrugada cuando intervino en un escalamiento a una gasolinera en Patillas.

En un comunicado de prensa, el  Gobernador lamentó la muerte del policía  caído en el cumplimiento del deber, y ordenó que las banderas de Puerto Rico y Estados Unidos se izen a media asta en los edificios públicos desde hoy miércoles, 18, hasta el viernes, 2O de enero.

"A nombre de mi esposa Lucé y en el mío propio, quiero expresar nuestra pena por la muerte del agente Francis Crespo Mandry en momentos en que cumplía su deber. Es una gran pena y causa mucha indignación que el agente haya muerto en estas circunstancias. Mis condolencias para sus familiares y compañeros en la Policía de Puerto Rico", expresó Fortuño.   

El Primer Ejecutivo aprovechó para hacer un llamado a los ciudadanos a cooperar con las investigaciones de la Policía. 

"Nuevamente recabo la colaboración de los ciudadanos, a que si alguien sabe algo sobre esta tragedia, llame de manera confidencial al 787-343-2020. Muertes como la Karla Michelle y como la del agente Crespo en la madrugada de hoy no pueden seguir ocurriendo impunemente. No queremos luto por otra muerte injusta.  Queremos un Puerto Rico de paz, de ley y de orden para todos los hogares de nuestra isla. Que Descanse en Paz", concluyó.

El agente Crespo Mandry, de 55 años y con 24 años en la Policía de Puerto Rico, fue baleado por un asaltante en medio de un robo en la gasolinera  Merlic Service Station en Patillas.

El policía caído es el segundo agente muerto en el cumplimiento del deber en lo que va de año. El día de Año Nuevo, el  sargento Abimael Castro Berrocales, también fue asesinado en medio de una intervención con un conductor en la carretera PR-100 de Cabo Rojo.