Degradación no altera, por ahora, los servicios del Departamento de Estado

Por Sara Del Valle Hernández 02/05/2014 | 06:51 p.m.
David Bernier aseguró que los servicios que su oficina brinda a los ciudadanos no se verán afectados significativamente.
Según David Bernier, su oficina ha realizado varios ajustes que le permite afrontar la difícil situación por la que atraviesa el Gobierno. (Archivo)  

A pesar del anuncio de la degradación del crédito de Puerto Rico por parte de la agencia acreditadora Standard & Poor’s (S&P), el secretario de Estado, David Bernier, aseguró este miércoles que los servicios que su oficina brinda a los ciudadanos no se verán afectados significativamente “en esta etapa”.

Según Bernier, su oficina ha realizado varios ajustes que le permite afrontar la difícil situación por la que atraviesa el Gobierno.

“En el Departamento de Estado hemos aumentado muchísimo la eficiencia en términos de nuestros trámites corporativos. Tenemos ingresos propios que nos ayudan a fortalecernos institucionalmente. De hecho, próximamente van a ver una nueva ley orgánica que vamos a estar presentando que nos fortalece aún más desde el punto de vista estructural. Pero como todas las agencias de gobierno vamos a estar afectados por la reducción en el presupuesto y tenemos que hacer nuestros ajustes, que ya los tenemos listos”, expuso Bernier en medio de la inauguración de una agencia de pasaportes en el Centro Gubernamental Minillas, de San Juan.

El Departamento de Estado, además de tramitar pasaportes, ofrece diversos servicios como el registro de corporaciones, marcas y nombres comerciales, entre otras.

S&P anunció el martes en la tarde que degradaba a nivel de chatarra la deuda del Estado Libre Asociado, el Banco Gubernamental de Fomento, los Sistemas de Retiro y la Autoridad de Carreteras por problemas de liquidez. Antes de que la degradación fuera oficial, el gobierno había comenzado a impulsar medidas como la reducción de los déficits estructural y operacional, a través de un plan de ahorros de gastos públicos que incluyó las reformas a los sistemas de retiro de maestros y de la judicatura.

Sin ser específico, Bernier expuso que en el Departamento de Estado se han realizado ajustes “en términos de mejorar la eficiencia y recortar gastos”, al tiempo que iniciará conversaciones con sus colegas de países con los que ha desarrollado relaciones diplomáticas para explicarles lo que sucedió en Puerto Rico.

“Hay unas gestiones que las agencias de desarrollo económico están haciendo por su lado. El Departamento de Estado, en su plan de relacionarse con el mundo, particularmente con la región, incorporará esa explicación a los países con los que vamos a estar relacionándonos y estoy seguro que lo van a entender”, puntualizó.

En este punto, el funcionario gubernamental explicó que la agencia que dirige comenzó a transformarse en un ente facilitador para que los empresarios del país puedan comunicarse con el resto del mundo, comenzando con el Caribe y América Latina.

“Hemos tenido mucho éxito. Hemos sido muy enfáticos, muy intensos en que esas relaciones se tienen que dar en ese marco. Ya con República Dominicana, con Colombia, con Perú, ahora con Guatemala hemos tenido muy buenos resultados. Todo esto lo hemos hecho en coordinación con la Cámara de Comercio, con la Asociación de Industriales y con el Centro Unido de Detallistas”, señaló.

Por último, Bernier se mostró favor de una concertación entre diferentes sectores del país para salir del atolladero que produce la degradación del crédito del Gobierno. “Esa participación tiene que estar ahí porque es un reclamo público y esperamos que próximamente se vayan levantando esas manos, se hagan disponibles para este esfuerzo que trascienda líneas partidistas”.