Denuncian monumental cambio en la UPR

Por Primerahora.com 11/11/2017 |00:18 a.m.
Se alega que se aprovechan de la crisis causada por el huracán para convertir a la UPR en un centro de adiestramiento para empleos técnicos. (Archivo)  
Alegan que Junta de Gobierno quiere promover los grados asociados y reducir créditos en los grados académicos.

Un grupo de profesores criticó cambios supuestamente impulsados por la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y que representan "el mayor cambio en la visión y misión de la UPR desde la década de 1960”.

Mediante comunicado de prensa, el colectivo PROTESTAmos (Profesores Transformándonos en Solidaridad Tornada en Acción), del Recinto Universitario de Mayagüez, denunció que la Rectora Interina, Wilma Santiago Gabrielini, delegó a los decanos de facultad el pasado 20 de octubre de elaborar un Plan para la Revisión Curricular de los Programas Académicos del RUM para el 11 de diciembre para que, por instrucciones de la Junta de Gobierno de la UPR, el RUM tome medidas como “la reducción sustancial de créditos requeridos” en todos los programas académicos y “presentar alternativas curriculares para ofrecer programas de estudio de dos años (i.e. grados asociados)”.

Según los profesores, esta política es en detrimento de la histórica misión educativa, social y cultural de la Universidad de Puerto Rico, y se impulsa la creación de grados asociados bajo el supuesto de que esta oferta mejoraría la competitividad laboral de los egresados del sistema, sin ofrecer evidencia alguna en apoyo a este argumento.

Según expresó el Dr. Héctor Huyke, Director del Departamento de Humanidades del RUM, “la reducción de créditos de los bachilleratos y la promoción de grados asociados, entre otras medidas, representan el mayor cambio en la visión y misión de la UPR desde la década de 1960”.

"La encomienda constituye una amenaza a la filosofía y el funcionamiento del RUM y de la UPR. El proyecto de revisar las ofertas académicas de la universidad del pueblo de Puerto Rico y atemperarlas a las necesidades actuales del país no se puede atender a la ligera ni comandar desde arriba".

“Resulta bochornoso que la administración de la Universidad menosprecie a la comunidad universitaria al grado de imponer una transformación académica mayor sin tan siquiera consultar a quienes tendrán que implantarla y asumir las consecuencias de los cambios”, expreso´ Jorge Schmidt, catedrático del programa de Ciencias Políticas del RUM. “Es indignante que la administración universitaria pretenda efectuar estos cambios sin participación de la comunidad. Se aprovechan del momento trágico que vive el país para neutralizar la posible oposición a sus medidas antiacadémicas que pretenden convertir a la UPR en un centro de adiestramiento para empleos técnicos".

Lissette Rolón Collazo, catedrática de Literatura Comparada del RUM, coincidió en que la propuesta revisión curricular, “más allá” de sus méritos o defectos, no debe ordenarse desde arriba, sino que debe ser parte de un proceso participativo en los recintos”.

Responde la Junta de Gobierno de la UPR

Ante el reclamo levantado por los profesores, el presidente de la Junta de Gobierno de la UPR, Walter Alomar, emitió unas declaraciones en busca de aclarar la controversia.

“La comunicación emitida por la rectora interina de Mayagüez, Wilma Santiago, no fue comprendida en su justo contexto. La encomienda dada por la Junta de Gobierno a todos los rectores es de analizar los ofrecientos académicos actuales para hacerlos más eficientes”, explicó Alomar.

“Tenemos currículos que no se revisan por más de una década y tenemos espacio para crear nuevas ofertas. Una universidad de prestigio que quiera ser responsable académicamente, tiene que autoevaluarse constantemente con el propósito de multiplicar lo que funciona, eliminar o enmendar lo que no funciona y crear nuevos programas que sean cónsonos con las tendencias de la industria y la realidad del País. Efectuar esta introspección nos permitirá crear la Universidad que aspiramos de cara hacia el futuro”, agregó.

Regresa a la portada