Dolidos por muerte de agente en Walgreens

11/08/2012 |01:02 p.m.
Ivette Medina, madrastra de Román Matos, dijo que ‘’Ivancito’’ murió en lo que le apasionaba, ser policía

San Sebastián. Loas al agente caído en el cumplimiento del deber. Así se expresaron vecinos, compañeros policías y familiares del agente Iván G. Román Matos, de 34 años de edad, asesinado en la noche del miércoles, cuando puso bajo arresto a un sujeto en el interior de la farmacia Walgreens de Toa Baja. El hombre le hizo cuatro disparos a quemarropa en la cara.

Ivette Medina, madrastra de Román Matos, por los pasados 18 años, dijo que ‘’Ivancito’’ murió en lo que le apasionaba, ser policía, cuerpo al que pertenecía desde hace dos años, luego de haber estado trabajando por diez como oficial de custodia de la Administración de Corrección y Rehabilitación.

“El siempre quiso ser policía y cuando estaba en Corrección, trabajando con menores, le decíamos que tuviera mucho cuidado porque él no estaba armado y mira lo que le ha pasado’’, dijo, casi sin poder hablar, Medina al expresar que los padres de Iván, su esposo, Iván Román, y la madre, Eneida Matos, realizaban las gestiones para el velatorio y exequias fúnebres del agente que murió en el cumplimiento del deber.

Vecinos del barrio Hato Arriba de San Sebastián, donde se crió Román Matos, no salían de su asombro al igual que agentes del distrito de Moca, pueblo donde residía, por la forma y manera en que fue asesinado; esto mientras sacaba de la farmacia al intervenido sin presuntamente registrarlo ni esposarlo, lo que provocó que el sujeto sacara un arma de fuego y le disparara en el rostro, para luego huir de la escena.

Tan reciente como el pasado martes, Román Matos había estado a pocos pasos de la residencia donde se crió, ejerciendo su derecho al voto en las elecciones, en la escuela elemental Bernardo Méndez, para luego regresar al distrito de Toa Baja donde estaba adscrito.