EE.UU. crea grupo de asesoría económica para la Isla

Por Prensa Asociada 11/20/2013 |01:32 p.m.
Viajará a Puerto Rico en diciembre para trabajar con el gobierno y decidir las formas de maximizar el uso de fondos federales para estimular la economía.
El equipo fue creado por un grupo presidencial especial que ha trabajado previamente con Puerto Rico en asuntos relacionados con su estatus político. (Archivo)  

El gobierno estadounidense enviará un equipo de funcionarios federales para ayudar a Puerto Rico a lidiar con una crisis económica que ha ahuyentado a inversionistas en momentos en que la isla se prepara para su octavo año consecutivo en recesión.

El equipo estará integrado por funcionarios de los departamentos de Educación, Salud y Servicios Humanos, además de la Agencia de Protección Ambiental, dijo el miércoles un funcionario del gobierno federal, el cual habló a condición de guardar el anonimato porque no está autorizado a declarar públicamente sobre la gestión.

Algunos funcionarios viajarán a Puerto Rico en diciembre para trabajar con el gobierno de la isla y decidir las formas de maximizar el uso de fondos federales en esas áreas para estimular la economía. El equipo trabajará en calidad de asesoría, asegurándose de que el dinero disponible para Puerto Rico sea aprovechado y administrado apropiadamente. No se planean fondos federales adicionales.

El equipo fue creado por un grupo presidencial especial que ha trabajado previamente con Puerto Rico en asuntos relacionados con su estatus político. El presidente Bill Clinton creó el grupo especial en el 2000 para analizar ese estatus, pero el gobierno de Barack Obama expandió su alcance para hacer recomendaciones sobre políticas en áreas como educación, salud y desarrollo económico.

El grupo especial incluye miembros de todas las agencias del gabinete. Su último informe es de marzo del 2011.

La formación del nuevo equipo sigue a conjeturas recientes de que Washington pudiera intervenir para ayudar al gobierno de Puerto Rico en momentos en que batalla con una deuda pública de 69.000 millones de dólares y una tasa de desempleo de 13,9%, mayor a la de cualquier estado norteamericano.

Los bonos de la isla han estado ubicados apenas sobre la calificación de basura.

En septiembre, el Banco de Desarrollo del gobierno de Puerto Rico anunció que iba a reducir las ventas de bonos luego que los inversionistas hiciesen subir el rendimiento por encima de 10%. Poco después, el gobernador Alejandro García Padilla dijo que incrementaría la capacidad para recibir préstamos de la Autoridad Financiera de Impuestos a las Ventas, el principal emisor de bonos de Puerto Rico.

Además García ha tomado otras medidas para tranquilizar a las agencias de calificación de crédito en Wall Street, incluida la reforma del sistema de pensiones públicas, que tenía pasivos sin fondos por 37.300 millones de dólares.

Los funcionarios federales trabajarán con García para delinear objetivos económicos, con revisiones cada seis meses. El equipo tendrá ayuda de funcionarios de la Oficina de Administración y Presupuesto, el Departamento del Tesoro y el Consejo Económico Nacional.

Tags

economíarecesión