Rosselló dijo que no anunciará más designaciones en los próximos días porque viajará a los Estados Unidos para participar en una reunión de nuevos gobernadores. ([email protected])  
Seguirá en la práctica privada de abogado siendo representante del nuevo gobierno en la JSF.

El gobernador electo, Ricardo Rosselló, nombró ayer a su exjefe de campaña, Elías Sánchez, como su representante ante la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Igual que en la campaña, Sánchez no devengará salario en el puesto y dijo que continuará en la práctica privada como abogado; no descartó totalmente tener contratos con el Gobierno. 

“Mi interés y el del licenciado Sánchez es representar al pueblo de Puerto Rico. Asegurarnos que la dignidad del pueblo y los mejores intereses siempre se estarán velando”, indicó Rosselló al anunciar los primeros nombramientos de su equipo más cercano de colaboradores en una rueda de prensa en el Centro de Recepciones del Gobierno. 

El secretario general del Partido Nuevo Progresista (PNP), William Villafañe, será el secretario de la Gobernación; la abogada Itza M. García, secretaria asociada de la Gobernación; Alfonso Orona, principal asesor legal del Gobernador; y el abogado Ramón Rosario, secretario de Asuntos Públicos. 

Sánchez alegó que se inhibirá en “cualquier asunto o decisión de la Junta” en la que él pudiera tener algún conflicto de interés.

“No veo ninguno porque no veo ningún tema que vaya a trabajar la Junta que conflija con algo que yo esté trabajando. Así que no puedo anticipar ninguno”, dijo.

Cuando se le preguntó si podría tener contratos con el Gobierno, respondió que “soy un ser privado que pudiera como cualquier otro por así decirlo, pero ciertamente tengo que decir que en este momento no lo vislumbro y no creo que sea parte de lo que vaya a trabajar”.

Afirmó que labora en un bufete en asuntos “que no tienen nada que ver con cuentas del Gobierno”, pero admitió que el bufete “sí ha tenido cuentas de Gobierno”.

Detalló que se desempeña “en el área corporativa, ambiental y en proyectos que tienen que ver con reglamentación, pero nunca he trabajado un aspecto legal para el Gobierno”.

Se le preguntó si el bufete Wolf Popper, del que es socio, representa bonistas, como denunció el representante popular Manuel Natal, y afirmó que no.

Rosselló, a preguntas si Sánchez se podría beneficiar en sus negocios privados al tener información “privilegiada” en la JSF, dijo que al igual que los miembros de la Junta, “va a tener los elementos más altos” en términos de ética. 

“Tan pronto le indiqué de mi decisión, empezó a pedir opiniones sobre esta nueva encomienda, para ver que se permitía y que no. Estoy en plena confianza en que su objetivo principal va a ser el bienestar de Puerto Rico y no buscar un beneficio personal”, expresó el gobernador electo.

Regresa a la portada