El legislador ciudadano no aplicaría a toda la Asamblea Legislativa

01/08/2013 |06:37 p.m.
El líder cameral entrante dijo que preferiría que, bajo el sistema del legislador a tiempo parcial que se apruebe finalmente, esos legisladores en puestos de liderato se mantengan a tiempo completo.(Archivo)  
Excluiría a los presidentes de ambos cuerpos, y posiblemente a otros legisladores en posiciones de liderato.

Aun si entra en vigor a partir del 1 de julio, la figura del legislador ciudadano no aplicaría a todos los miembros de la Asamblea Legislativa, pues excluiría a los presidentes de ambos cuerpos, y posiblemente a otros legisladores en posiciones de liderato.

El presidente cameral entrante, Jaime Perelló, explicó hoy, martes, que parte del análisis que llevará a cabo la comisión conjunta para la reforma gubernamental que evaluará la manera en que funcionaría el legislador a tiempo parcial se centrará en determinar si se deben excluir o no de ese modelo a los vicepresidentes de ambos cuerpos, los portavoces y portavoces alternos y quienes dirigen las comisiones de Hacienda y Gobierno por las labores administrativas que realizan.

Perelló enfatizó que esos legisladores estaban excluidos de la aplicación del legislador ciudadano cuando los trabajos en la Asamblea Legislativa se regían por ese modelo, previo a 1995, año en que se aprobó la Ley del Legislador a Tiempo Completo.

"El presidente del cuerpo no puede ser ciudadano. No hay forma de que el presidente de un cuerpo, que tiene una responsabilidad administrativa como esa, sea legislador ciudadano. Todo el mundo entiende que es lógico", afirmó en un aparte con la prensa esta tarde.

Sin embargo, Perelló fue menos categórico cuando se refirió a los portavoces, portavoces alternos y presidentes de las comisiones de Hacienda y Gobierno, y dijo que el asunto será materia de estudio de la comisión conjunta cuya creación fue anunciada el lunes tras la reunión del caucus del Partido Popular Democrático en la Cámara de Representantes.

"Si uno quiere tratar de mantener el proceso legislativo corriendo, no importa que el legislador esté en otras funciones, pero en el proceso diurno preparándonos para la sesión que vaya a ocurrir, ese legislador tiene muy poco espacio para ser ciudadano. Alguien tiene que estar preparando el proceso administrativo para cuando lleguen los legisladores a votar", insistió.

El líder cameral entrante dijo que preferiría que, bajo el sistema del legislador a tiempo parcial que se apruebe finalmente, esos legisladores en puestos de liderato se mantengan a tiempo completo.

El representante Charlie Hernández, portavoz entrante de la mayoría popular en la Cámara, sostuvo que cuando regía el sistema del legislador ciudadano hace casi dos décadas, esos legisladores con responsabilidades administrativas claves fueron exlcuidos de su aplicación por "consideraciones prácticas".

"Tienen un rol gerencial en supervisar los empleados de la Cámara", destacó Hernández.

Sin embargo, no quiso comentar si prefiere que esos legisladores, entre los que él está incluido, se mantengan a tiempo completo, y prefiró dejar esa determinación en manos de la comisión conjunta que aún no se ha constituido.

"Los aspectos y los detalles de la figura del legislador ciudadano se encomendaron a la comisión especial... Creo que lo más prudente es esperar a que la comisión conjunta haga la evaluación completa y tenga un cuadro más preciso de cómo será la configuración operacional de este concepto", dijo Hernández a este medio.

A pesar de que el lunes Perelló dijo que la manera en que funcionaría el legislador ciudadano también estaría determinada por el Código de Ética que apruebe cada cuerpo, Hernández aclaró que ese documento normativo no figura entre los reglamentos que deberá establecer la comisión conjunta. El representante popular dejó entrever que la Cámara aprobaría un Código de Ética cuando comience la sesión la semana entrante, y ese documento podría ser enmendado luego, cuando entre en vigor el legislador a tiempo parcial.

De otra parte, Perelló dijo que, aunque se eliminará el estipendio para los vehículos, los presidentes de los cuerpos legislativos mantendrían un vehículo oficial asignado que no será de su propiedad. Además, entre ocho y nueve legisladores que tienen que recorrer largas distancias para cumplir sus funciones legislativas tendrán a su dispoción un vehículo de la antigua flota que, una vez termine su vida útil, no será reemplazado, según el virtual líder cameral.