Empleados del FSE gozan la salida de Zoimé Álvarez

01/12/2013 |
Trabajadores del Fondo del Seguro del Estado, que estaban la mar de felices, acusaron a la saliente jefa de la corporación de dictadora y denunciaron que su legado es 232 demandas millonarias. (ismael.fernandez@gfrmedia.com)  
Al ritmo de la famosa canción de El Gran Combo celebraron los empleados del Fondo del Seguro del Estado (FSE) la renuncia de su administradora.

“Pa’ fuera, pa’ la calle”. Al ritmo de la famosa canción de El Gran Combo celebraron los empleados del Fondo del Seguro del Estado (FSE) la salida de la administradora de esa corporación pública, Zoimé Álvarez Rubio.

Tan pronto se conoció la noticia de que la Junta de Directores del FSE le había aceptado la renuncia a Álvarez, empleados unionados y gerenciales se fundieron en un largo abrazo de felicidad ante la partida de una funcionaria a la que catalogaron de abusiva.

“Se te acabó el party”, gritó una de las empleadas del Fondo que en horas de la tarde de ayer se manifestaba frente a la sede principal de la agencia con el propósito de festejar la renuncia de la administradora.

El presidente de la Junta del FSE, Ramón L. Rosario Cortés, explicó que el organismo decidió aceptar la dimisión de Álvarez de inmediato y que la renuncia sería efectiva ayer mismo.

La Junta se vuelve a reunir el lunes para considerar en reunión extraordinaria la recomendación de que a Álvarez la sustituya Liza Estrada Figueroa.

Estrada Figueroa se desempeñó como secretaria del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) y como subsecretaria de ese mismo organismo durante la Gobernación de Aníbal Acevedo Vilá.

También fungió como directora regional del DACO en San Juan.

“Vamos a sacar a la administradora más inepta y atropellante que ha tenido el Gobierno. He trabajado con administraciones del Partido Popular y del Partido Nuevo Progresista, y ella ha sido la peor de todas”, dijo una de las empleadas que Zoimé Álvarez degradó de sus funciones en el Fondo.

“Ella abusaba hasta de los suyos”, dijo la empleada, que no quiso identificarse.

Jorge Cervera Hernández, que ocupa ahora el puesto de auxiliar fiscal 5, dijo que él también sufrió un descenso y que por eso estaba celebrando la renuncia de la administradora.

Cervera Hernández pasó de gerencial a unionado.

José Arnaldo Flores García, uno de los despedidos, explicó que a él lo botaron por ser popular, ya que había sido candidato a alcalde del PPD en Fajardo.

Flores García se desempeñó como director de operaciones de la corporación y también ocupó un puesto de carrera como ejecutivo de contratación.

La presidenta de la Federación de Gerenciales, Awilda Marrero, quien tampoco pudo ocultar su júbilo, dijo que la administradora se dedicó a amedrentar a los empleados y a quitarles beneficios a los lesionados.

Marrero dijo que ella despidió a 67 empleados y degradó a 207.

“Hoy me siento feliz porque llegó la paz al Fondo”, sostuvo.

Milagros Hernández, delegada de la Unión del Fondo, mencionó que Álvarez también pasará a la historia por ser la única administradora del FSE “que desprestigiaba a sus empleados”.

“Ella deja a 232 demandas millonarias”, afirmó Omar Negrón, otro de los cesanteados.

Ortiz también se fue

El gobernador, Alejandro García Padilla, también logró ayer que dimitiera el presidente de la Junta de Directores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), José Ortiz.

Ortiz tampoco será miembro de la Junta, confirmó su oficial de prensa Edith Seda.

Ayer también quedó formalizada la salida de Josué Colón como director ejecutivo de la AEE por razones de jubilación, luego de 25 años de servicio en esa corporación pública.

Ambas acciones le fueron informadas ayer mismo a La Fortaleza.