En grande el tijeretazo en la UPR

Por María de los Milagros Colón 04/20/2017 |09:00 a.m.
La presidenta Nivia Fernández tiene hasta el 30 de abril para presentar su plan a la Junta Fiscal. (Archivo)  
La universidad contempla un recorte de $511 millones al 2026.

Ya no son solo $450 millones los que deberá recortar la Universidad de Puerto Rico (UPR) a su presupuesto para acomodarse al plan fiscal del Gobierno, sino $512 millones para el año fiscal 2025-2026. 

Así lo confirmó el portavoz de prensa de la presidencia en la UPR, Joseph Martínez, a la vez que explicó que desconocían esa cantidad hasta que, recientemente, la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal  de Puerto Rico (Aafaf) les informó.

“Esos números no son nuestros y no nos hemos acomodado. Ahora nosotros vemos en nuestro plan fiscal hasta cuánto se puede llegar de ese número según los cálculos que se hagan”, dijo Martínez en entrevista con Primera Hora. 

Ese recorte implicaría una reducción de casi el 60% del presupuesto de la UPR y su presidenta, Nivia Fernández, deberá presentar y defender el plan fiscal de la institución educativa el próximo 30 de abril.

Para el portavoz del movimiento estudiantil del recinto de Río Piedras, Mario González, el  que el número apareciera de una forma tan imprevista es evidencia de la falta de transparencia del gobierno y de que “el plan del plan siempre fue la privatización”.

“Con menos del 60% de su presupuesto, la universidad no puede funcionar”, dijo.

La información fue inicialmente filtrada a través de las redes sociales, luego de que se discutiera con miembros de la Junta Universitaria.

Según un informe de los representantes estudiantiles en ese cuerpo, para el próximo año fiscal se reducirán $150 millones que continuarán escalando hasta $402 millones al año fiscal 2020-21.  Para entonces,  se supone que alcancen $450 millones -aunque realmente se lograrán en el 2022-23-.  Ahora la cifra debe llegar a los  $512 millones al 2025-26.

Además de estos recortes, la UPR ha dejado de devengar un promedio de $70 millones anuales con la congelación de la fórmula presupuestaria que estableció la Ley 66 del 2014, conocida como “Ley Especial para la Sostenibilidad Fiscal y Operacional del Gobierno del Estado Libre Asociado”, bajo el gobierno de Alejandro García Padilla.

“Es un insulto que [la secretaria de Educación] Julia Keleher y [la directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal] Natalie Jaresko planteen que hace falta creatividad, aquí hace falta una buena administración”, dijo el portavoz estudiantil. 

Keleher es miembro exoficio de la Junta de Gobierno de la UPR.

Por otra parte, el portavoz de presidencia confirmó que ya está en pie la fusión administrativa de los recintos de Carolina, Bayamón y Río Piedras, e insistió en que esto no trastocará el quehacer académico de la institución.

Respecto al plan fiscal, sostuvo que aun no está terminado y que hoy se presentará al comité de Finanzas de la Junta de Gobierno.

Sin embargo, el presidente de dicha junta, Carlos Pérez Díaz, ha dicho públicamente que no cuentan con los votos necesarios para aprobarlo debido a que los cuatro representantes de la comunidad universitaria votarán en contra.

La junta la componen 14 miembros, pero cinco puestos siguen desocupados.

Nueve de 11 recintos se mantienen en huelga indefinida y sus reclamos principales son cero recortes y aumento en los costos de matrícula, así como la auditoría de la deuda, una reforma universitaria y que no se penalice a quienes participen de la paralización.

Reacciona la Aafaf

Mientras tanto, el director ejecutivo de Aafaf, Gerardo Portela, indicó en declaraciones escritas que  la UPR y el organismo  “han modelado escenarios” para mitigar el impacto de los $450 millones en recortes que exigió la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) para el año fiscal 2021. 

Señaló que trabajan para enfrentar la  reducción del subsidio y en el desarrollo de medidas para allegar fondos adicionales al sistema. 

“En lugar de un recorte de $201 millones para el próximo año fiscal 2018, se ha modelado para que el impacto neto a la UPR sea una reducción del subsidio de solamente $149 millones. Ello permitirá a la Universidad realizar los ajustes mitigando su impacto a corto y mediano plazo”, indicó. 

“Asimismo, la proyección de reducción del subsidio (neto) sería $401 millones para el año fiscal 2021 y el promedio serían $386 por los próximos nueve años del Plan Fiscal hasta el año fiscal 2026. Estos ajustes permitirán a la UPR hacer los arreglos para atraer ingresos adicionales sin la necesidad de reducir gastos sustanciales en los primeros años”, agregó. 

La fórmula, que sería evaluada por la UPR y la Junta, representaría la reducción del subsidio para los años fiscales 2024, 2025 y 2026 de $470, $492 y $511 millones, respectivamente.

Sin embargo, destacó Portela, las nuevas medidas de ingresos aliviarían los retos fiscales de la UPR.  

“La combinación de estas medidas, con los recortes previstos, arroja que los impactos netos a la UPR serían $356 millones para año fiscal 2021 y un máximo de $436 millones en el 2026”, aseguró.

Regresa a la portada