Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

“Es un día lamentable en la historia de la Universidad de Puerto Rico”

Por Primerahora.com 05/16/2017 |07:45 p.m.
La presidenta interina le hace un llamado al gobernador y a la Junta de Supervisión Fiscal.(Archivo)  
Presidenta interina de la UPR reacciona al desacato impuesto a la institución por el tribunal.

La presidenta interina de la UPR, Nivea Fernández reaccionó esta noche al desacato y a la multa impuesta a la institución tras no abrir los portones la semana pasada como había dictaminado el tribunal Apelativo.

En declaraciones escritas, Fernández expresó que es un día lamentable en la historia de la universidad a la misma vez que hizo un llamado a la sensatez para lograr solucionar la situación que mantiene a la UPR en huelga hace más de 40 días.

“A pesar de todos los esfuerzos realizados por la Administración, no se pudo prevalecer ante el Tribunal de Primera Instancia. Nuestra división legal estará analizando opciones que informaremos próximamente. Desde la Administración, seguiremos comprometidos con salvar la Universidad de Puerto Rico y su importante misión para el pueblo de Puerto Rico”, reza el comunicado.


“Una vez más, hacemos un llamado a la sensatez a todos los sectores universitarios para hallar una solución pronta a este conflicto huelgario.  No se trata solo de abrir los portones, sino de lograr un clima universitario en que podamos reanudar las labores en todos los recintos y se garantice el futuro de la institución, expresó Fernández.

Asimismo les pide a la Junta de Supervisión Fiscal y al gobernador “que reconsideren su meta de recortes a largo plazo. Estamos convencidos que su impacto no tendrá otro efecto que reducir las posibilidades de progreso de miles de jóvenes talentosos y esperanzados en un mejor porvenir.  Hemos trabajado con mucho empeño y responsabilidad en buscar nuevos ingresos para la Universidad. Aún así, un recorte de $512 millones como el propuesto, dejaría a la Universidad de Puerto Rico con enormes limitaciones al compararla con la que tenemos hoy”, recalcó.  

“A los estudiantes que mantienen los portones cerrados, les exhortamos a que reconozcan el peligro que continuar con el cierre representa para la acreditación de la institución y para el acceso de los estudiantes a importantes programas académicos y de ayudas económicas.  Les rogamos a todos los sectores de la comunidad universitaria a que pongamos a la Universidad primero y la salvemos. No descansaremos en nuestras acciones hasta lograr una UPR abierta” finaliza la comunicación escrita. 

Regresa a la portada