Familia investiga denuncias sobre niño quemado que fue ubicado en hogar de Milton Rodríguez

Por Libni Sanjurjo / lsanjurjo@primerahora.com 09/17/2013 | 02:08 p.m.
Milton Rodriguez investigó la muerte del niño Lorenzo González Cacho. (Archivo)  
Vanessa Pintado indicó que no conocía del caso por lo que solicitó información.

La administradora de la Administración de Familias y Niños (Adfan), Vanessa Pintado, informó hoy que investigará las  alegaciones “serias” de un ciudadano que cuestiona las gestiones del Departamento de la Familia en el caso de un menor de edad que fue removido y colocado en su hogar sustituto por quemaduras en su cuerpo.

Se trata del hogar de Milton Rodríguez –ex detective en el caso del niño Lorenzo González Cacho– quien a través de una emisora radial (El Circo de La Mega) hizo público esta mañana señalamientos que cuestionan las gestiones de la agencia para asegurar la integridad del menor de edad, que hoy tiene cuatro años.

“De ser cierto, es muy delicado, y eso jamás se permitiría, pero tengo que corroborar la información. Nuestro deber es proteger a los niños, no exponerlos. Ante esas manifestaciones tan serias, nuestro acto de responsabilidad es cotejar la información y hacer el trabajo como es debido”, dijo la licenciada a Primera Hora.

   Pintado  indicó  que no conocía del caso por lo que solicitó información  para “que me digan qué ocurrió ahí, no depender solo de las expresiones radiales”.

Rodríguez explicó por radio que luego de que el menor de edad fue removido a los seis meses de su hogar biológico, debido a quemaduras en su cuerpo, éste volvió a tener contacto con su familia biológica aunque seguía viviendo en el hogar sustituto.  “Se lo entregan a los padres cuando él tiene dos años de edad (...), pero aunque ellos tengan la custodia nuevamente nosotros en nuestra casa lo cuidábamos de domingo a viernes (...). El Departamento vuelve a intervenir por 11 querellas que tienen aparentemente en contra de la mamá (...) y el papá, del núcleo familiar”, dijo Rodríguez.

Entonces, el menor pasó nuevamente al hogar de  Rodríguez por 30 días en lo que “resuelven qué van a hacer”,  pero ya han pasado 13 meses que  mantienen una incertidumbre sobre la custodia del menor.  También alegó que familiares y adultos han atentado contra la “dignidad del niño” cuando éste “visitaba la casa”, según le dijo la madre biológica durante una llamada telefónica.

Pintado estará analizando el caso en horas de la tarde.