Familia no ha atendido 13,567 querellas de maltrato de menores

Por Rebecca Banuchi 03/26/2014 | 05:50 p.m.
En lo que va del 2014, esa entidad pública ha recibido cerca de 6,153 quejas adicionales, y de esa cantidad, se ha atendido el 42%, según Idalia Colón. (jose.rodriguez1@gfrmedia.com)  
La investigación de las 42,142 querellas en atraso desde el cuatrienio pasado también alteró los servicios en algunas divisiones de la agencia.

Tras completar la investigación de 42,142 querellas de maltrato que habían quedado pendientes de investigar desde el cuatrienio pasado, el Departamento de la Familia (DF) arrastra ahora 13,567 referidos en atraso que datan del 2013.

La secretaria del DF, Idalia Colón Rondón, precisó hoy que la cifra corresponde al 40% de las 34,091 querellas que recibió la agencia el año pasado, y la demora en investigarlas responde al tiempo y los recursos que la agencia tuvo que destinar para revisar los referidos pendientes de la pasada administración.

 "Haber trabajado con una cantidad extraordinaria de referidos en atraso trajo como consecuencia un impacto en los referidos del año 2013, y tiene un efecto en el trabajo de los referidos que estamos recibiendo en el 2014", precisó Colón Rondón durante una vista pública de la Comisión cameral de Bienestar Social y para la Erradicación de la Pobreza, que preside la representante Luisa "Piti" Gándara.

La titular del DF destacó que, el año pasado, las unidades investigativas de la agencia, reforzadas con personal externo contratado, trabajaron un total de 62,666 casos al sumarle las querellas acumuladas el cuatrienio pasado, algunas de las cuales databan del año 2009. En lo que va del 2014, esa entidad pública ha recibido cerca de 6,153 quejas adicionales, y de esa cantidad, se ha atendido el 42%.

Ante ese panorama, Colón Rondón implementó un plan de trabajo con el que espera completar la revisión de las querellas pendientes en un plazo de nueve meses. Esa iniciativa incluye fijar un número mensual de referidos que deben ser investigados, destacar profesionales del trabajo social en las regiones que necesiten mayor apoyo y dividir el personal en dos grupos de trabajo que atiendan por separado los referidos del 2013 y los de este año.

La investigación de las 42,142 querellas en atraso desde el cuatrienio pasado también alteró, según la secretaria, los servicios en algunas divisiones de la agencia, pues requirió que se asignara personal de otras áreas para cumplir la tarea. Entre las oficinas impactadas, mencionó las que están a cargo de la preservación familiar y el cuidado sustituto, las unidades de adopción, que se encargan de evaluar las familias que adoptarán menores, y la unidad de maltrato institucional, que maneja los referidos contra instituciones que ofrecen servicios de crianza, cuido, educación y salud a los menores.

Durante la vista pública de la comisión que preside Gándara, y en la que participó el presidente cameral, Jaime Perelló, Colón Rondón rindió el informe final sobre la investigación de las 42,142 querellas, que concluyó que un 10% tenía fundamento de situaciones de maltrato.

"Producto de esa investigación, el 10% de las querellas que se encontraron con fundamento por maltrato físico, abuso sexual y otras tipologías, se removieron de sus hogares, y el Departamento asumió custodia de un total de 35 menores", resaltó la funcionaria.

El 35% de los referidos fueron sin fundamento, en el 25% de los casos no se pudo localizar a la familia, y en el 30% restante fueron referidos en los que se tomaron otras acciones debido, entre otras razones, a que se identificó que eran casos ya activos en la agencia, que al momento del cernimiento la presunta víctima era mayor de 17 años y no había otros menores en el hogar o que no había datos suficientes para hacer una pesquisa más profunda.

La investigación se completó a finales de enero, y como parte de ese esfuerzo, la Cámara de Representantes asignó $1 millón de economías propias para la contratación de personal externo que asistiera a los empleados de la agencia. La Cámara también intervino para lograr la asignación de otros $500,000 de la Administración de Desarrollo Laboral para contratar 55 trabajadores y trabajadoras sociales, de las cuales 47 permanecieron en la agencia como empelados transitorios. En total, se utilizaron cerca de $5 millones para la revisión.

Colón Rondón indicó que los recursos se usaron en su totalidad, pero resaltó que el DF y las administraciones bajo la sombrilla de la agencia han logrado economías ante la crisis fiscal para garantizar sus servicios.

 Precisó que la Administración de Familias y Niños (Adfan) es la entidad que levanta mayor preocupación en términos presupuestarios debido a la gran cantidad de servicios que presta a poblaciones vulnerables, principalmente en tiempos de crisis, como son los menores y los envejecientes, pero dijo que, de ser necesario, los ahorros que ha conseguido la agencia a nivel general podrían utilizarse para cubrir cualquier déficit que surja en esa instrumentalidad pública.