García Padilla con las manos llenas para los ambientalistas

12/07/2012 |
Alejandro García Padilla se comprometió a derogar la Ley Tito Kayak. (angel.rivera@gfrmedia.com)  
“Tito Kayak” sale contento de la reunión con García Padilla.

Les promete el gobernador electo a los ambientalistas lo que otros prometieron y nunca cumplieron: tener listo, esta vez en un periodo de 12 meses, un plan de uso de terrenos para todo Puerto Rico.

Alejandro García Padilla también se comprometió ayer con una treintena de ambientalistas a derogar la llamada Ley Tito Kayak, que tipifica como delito grave de cuarto grado el obstruir la construcción de obras que cuenten con permisos del Estado.

El anuncio sobre la ley se da un día después de que el gobernador electo designara a Luis Sánchez Betances como próximo secretario de Justicia y que varios líderes lo criticaran por ese nombramiento.

Sánchez Betances fue el asesor legal del proyecto residencial Paseo Caribe, en el Condado.

Activistas, entre ellos Adalberto de Jesús “Tito Kayak”, que estuvo en la reunión que celebró ayer García Padilla, detuvieron esa obra mediante actividades de desobediencia civil, de ahí el nombre del estatuto que enmendó el Código Penal.

Se supo que en la reunión de ayer con los ambientalistas estos no le ocultaron al aún senador del Partido Popular su preocupación con la designación de Sánchez Betances, pero según Ricardo de Soto, portavoz de la organización Guardamar y Comunidades Costeras en Resistencia, este “bailó muy hábilmente”.

“Dijo que representar a un cliente no quiere decir que vaya a ser un mal secretario de Justicia, que él también había asesorado a la Junta de Calidad Ambiental”, contó De Soto.

Paseo Caribe se construyó en la zona marítimo-terrestre del área de Puerta de Tierra, una zona de alto valor histórico y arqueológico.

El proyecto también afectó el acceso al fortín San Gerónimo.


García Padilla también dejó contentos a los ambientalistas al señalarles que va a establecer como política pública que no se podrá construir a menos de 50 pies de la zona marítimo-terrestre.

La ley vigente y los reglamentos existentes no concuerdan en lo que está o no permitido, explicó el portavoz de Playa para Todos, Nelson Pérez.

La ley, según el representante Jorge Colberg, data de 1860.

En cuanto al polémico desarrollo de una incineradora de basura en Arecibo, el secretario de Estado designado, David Bernier, aseguró que, para que el mismo continúe su curso, tendrá que cumplir con varios requisitos establecidos por el nuevo gobierno.

Estos incluyen los más altos estándares de salud, separar el 100% de la basura reciclable y que no haya remanentes en la conversión de basura en energía.

“Si no se cumplen con esos elementos, ese o cualquier otro proyecto, no puede seguir”, afirmó.

En ese mismo contexto, García Padilla se comprometió a evaluar la orden de emergencia energética emitida por el gobernador Luis Fortuño, que permitió que se acelerara el desarrollo de varios proyectos energéticos.

En la reunión celebrada en el batey de la casa del ex gobernador Luis Muñoz Marín, en Trujillo Alto, también se discutió el proyecto de Casa Pueblo, para un corredor ecológico con epicentro en Adjuntas.

En la zona se llevaría a cabo un desarrollo sostenible, que incluirá proyectos agrícolas y turísticos.

El corredor se compone de 19 reservas y va desde la montaña hasta la costa.

García Padilla también endosó la iniciativa.