García Padilla hace llamado a la unión y reconstrucción del país

01/02/2013 | 12:14 p.m.
“Los puertorriqueños de entonces estuvieron aquí para cambiar el dolor por la esperanza, la frustración por la fe, la devastación se convirtió en pasado, pasó a ser solo un prólogo de la gran transformación”, dijo el gobernador popular. (tonito.zayas@gfrmedia.com)  
García Padilla emplazó a los puertorriqueños a demostrar las cualidades positivas “ahora”, pues dijo estar convencido de que Puerto Rico es “un pueblo capaz de construir”.

En sus primeras palabras como gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla llamó a los puertorriqueños a convertirse en la solución de los problemas que cada día enfrentan.

“Es hora de intervenir, de actuar, de producir soluciones, de ejercer el liderato en la definición de la mejor ruta a la que aspira este pueblo”, sentenció el líder del Partido Popular Democrático ante miles de personas que se congregaron en el lado norte del Capitolio para verlo jurar como el décimo gobernante de Puerto Rico.

Según afirmó el abogado coameño, “la preocupación paralizante no puede ser respuesta ante las cosas que vivimos. La solución no está en los anaqueles de una farmacia, la solución somos nosotros. Somos el paciente y también somos el médico... La fuerza del país, está en el país”.


García Padilla emplazó a los puertorriqueños a demostrar las cualidades positivas “ahora”, pues dijo estar convencido de que Puerto Rico es “un pueblo capaz de construir”.

Recordó que en épocas pasadas, como por ejemplo, durante la Gran Depresión, los puertorriqueños supieron levantarse.

 “Los puertorriqueños de entonces estuvieron aquí para cambiar el dolor por la esperanza, la frustración por la fe, la devastación se convirtió en pasado, pasó a ser solo un prólogo de la gran transformación”, dijo el gobernador popular.

 Por ello, García Padilla dijo estar seguro que los puertorriqueños de este nuevo siglo podrán superar los altos índices de desempleo, la deuda pública que afecta al Gobierno, las “angustiantes” estadísticas del crimen, así como la fragmentación social. 

“Vamos a tener éxito otra vez, ahora”, afirmó.

“Otro amanecer es posible, otro resurgir es alcanzable. De entrada, tenemos que ser honestos... Los problemas son muy, muy, serios. No se pueden esconder. Ustedes los conocen mejor que nadie porque los padecen. Lo importante, ahora, no es venir a repetirle los problemas, es que nos ocupemos en superarlos”, agregó García Padilla en su emplazamiento para mejorar el país.

Invitó a todos los residentes de la Isla a trabajar juntos para echar “hacia adelante a este país”.

Dijo que hay alternativas para lograr la recuperación. Habló, primeramente, de la necesidad de dejar sentir la solidaridad ciudadana. Comentó que ahí estará la clave del éxito.

“De esa solidaridad es que se trata ahora. La solidaridad y la convergencia nos enriquecen”, acotó.

García Padilla aceptó que los problemas que atraviesa el país no se solucionarán “de la noche a la mañana”, pero aseguró que lo importante es que se empiece a hacer un cambio “sin pausa”.

García Padilla ofreció este mensaje, tras ser presentado por su hija, Ana Patricia, como el nuevo gobernador de Puerto Rico.

“Mi nombre es Ana Patricia García Pastrana y mis hermanos, Juan Pablo y Diego Alejandro. Queremos presentarles a alguien que conocemos muy bien. Con ustedes, el gobernador del Estado Libre Asociado, Alejandro García Padilla”, fueron las breves palabras de la niña de 10 años.

Watch live streaming video from gfrmediaenvivo at livestream.com

Al tomar su turno en el micrófono, dijo que debía agradecer a Dios por ser electo gobernador y pidió un aplauso para el saliente gobernador, Luis Fortuño, quien fue abucheado y a quien, desde el público, algunos le llamaron "pillo" y "satanás".

Mientras García Padilla hablaba sobre los problemas que enfrenta el país, desde el público, algunos de los asistentes gritaron: "ya se fue uno de ellos" y "está sentado al lado tuyo", en referencia a Fortuño.